Camino a la COP25

Ministro de Ciencia y Tecnología por talleres UST sobre acidificación del océano: “Instancias como estas nos ayudan a construir una COP Azul con contenido”

Con una reunión de alto nivel en la Cancillería de Chile, se dio término al ciclo de talleres sobre cambio climático y océanos, organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Ocean Conservancy, el Estado de Whashington y la Universidad Santo Tomás.

Con una duración de tres días consecutivos se realizaron los talleres “Intercambio de conocimiento entre Estados Unidos y Chile sobre la acidificación del océano” llevados a cabo en las sedes Viña del Mar y Puerto Montt de la Universidad Santo Tomás. El tercero y último, tuvo lugar en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, contando con la participación del Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, el Director de Medio Ambiente y Asuntos Oceánicos, Rodrigo Olsen, el senador Ricardo Lagos Weber, la delegación estadounidense de Ocean Conmservancy, e investigadores de instituciones de educación superior. Entre estos últimos, se destaca la presencia del Director del Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático (CiiCC) de la UST, Dr., Nelson Lagos.

Con miras a la COP 25 que se realizará en nuestro país entre el 2 y el 13 de diciembre, la actividad organizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Ocean Conservancy, el Estado de Washington y la Universidad Santo Tomás, a través del Centro CiiCC, tuvo por objetivo compartir experiencias entre científicos, productores y defensores del océano de Estados Unidos y Chile, con foco en los procesos de acidificación y sus efectos en nuestros ecosistemas marinos. Hoy el océano es 30% más ácido de lo que era 150 años atrás, fenómeno explicado por las emisiones de dióxido de carbono que son absorbidas por el mar, teniendo efectos negativos sobre especies comerciales como choritos, cholgas, ostras, y otros moluscos.

Este intercambio se presenta como una oportunidad para que los tomadores de decisiones puedan conocer más de este tema y otros desafíos climáticos que las comunidades marinas y humanas están enfrentando. Así lo señaló el Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, quien señaló que

“el mundo de la evidencia y el mundo de la política pública todavía están muy separados. Instancias como estas, camino a la COP, nos sirven para ver cómo cerramos esta distancia y dan la oportunidad de nutrir con contenido una COP que se distinga por ser azul”.

Por su parte, el Director de Medio Ambiente y Asuntos Oceánicos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, Rodrigo Olsen, expresó que “el taller de intercambio y conocimiento en materia de acidificación en océanos, Chile – Estados Unidos, es muy promisorio y vital para aprovechar la sinergia y la ambición que tenemos que generar en este momento que vamos camino a la COP 25 en diciembre. Yo creo que el momento no puede ser más oportuno y  agradezco a todas las organizaciones que estuvieron detrás de este esfuerzo”.

Talleres en Viña del Mar y Puerto Montt

Los talleres en Viña del Mar y Puerto Montt contaron con la participación de la delegación estadounidense, entre ellos acuicultores, científicos y asesores de estado, quienes compartieron evidencias y experiencias sobre el cultivo de mariscos, investigación científica y políticas públicas que abarcan la temática. Además, estas actividades fueron apoyadas por una contraparte de científicos del Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático (CiiCC) y Centro Acuícola Pesquero de Investigación Aplicada (CAPIA) de la UST y de las Universidades Andrés Bello, P. Universidad Católica de Valparaíso, Adolfo Ibáñez, Centro IDEAL de la Universidad Austral de Chile, Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas e Instituto de Fomento Pesquero de Chile.

A estas actividades asistieron la Seremi del Medio Ambiente de la Región de Valparaíso, Victoria Gazmuri, el Director Regional de Sernapesca Región de Los Lagos, Rafael Hernández, el Rector de la UST Sede Puerto Montt, Eugenio Larraín, el Director Académico de la UST Viña del Mar, Piero Moltedo, entre otros representantes regionales, la comunidad científica y académica, pescadores y criadores de mariscos.

“Los científicos proveemos cierta información para los productores, cierta información para las agencias de gobierno, pero no nos hemos reunido nunca de una manera coherente, existe esa brecha que debemos seguir trabajando.

El ejemplo que nos traen desde Washington es un empuje desde estos tres niveles, la ciencia, productores y agencias de gobierno, que están trabajando por un interés común, que es la salud del océano y mantener estos recursos para conservar sistemas económicos vigentes y que sean que sean sustentables en el largo plazo”, señaló Nelson Lagos, director del Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático (CiiCC).

Por su parte Sarah Cooley, Directora del Programa de Acidificación del Océano de Ocean Conservancy, señaló la importancia de compartir experiencias entre ambos países para construir acciones y soluciones.

“Escogimos venir a Chile por varias razones. Es uno de los socios fundadores de esta alianza para combatir la acidificación del océano. Chile es muy importante, sobre todo porque acá las marisqueras son relevantes no solo de forma económica, también de forma cultural. Chile ya se posiciona como líder en este tema en el escenario global”, expresó.

Con respecto a la toma de decisiones para combatir los efectos de la acidificación del océano, Cooley relevó la importancia de construir alianzas entre el mundo público y privado, donde tenga cabida la ciencia, los productores y el Estado.

“Ya corremos con una ventaja. El océano es un recurso común y compartido. Está el interés por hablar sobre este ambiente compartido que amamos todos. El océano está experimentando cambios importantes en este momento, y hoy contamos con maneras de saberlo y tomar medidas al respecto”.

En los talleres se abordaron experiencias y acciones tomadas por el Estado de Washington para la acción temprana; se expusieron presentaciones científicas sobre el cambio climático oceánico; el caso chileno y los impactos de la acidificación del océano en los mariscos; se discutieron posibles acciones para abordar la AO en la industria acuícola regional, incluida el cultivo de algas, entre otros tópicos.