Hospital Veterinario Docente UST Viña del Mar continúa atendiendo animales afectados por incendio

En medio de esta tragedia, el Hospital Veterinario Docente UST Viña del Mar es uno de los centros donde han sido derivados pacientes quemados y recibido cientos de visitas de familiares buscando a sus mascotas. Desde el 8 de febrero, el hospital ha atendido perros y gatos con quemaduras extensas y problemas respiratorios, derivados del hospital de campaña. Además de atender numerosos pacientes ambulatorios con fracturas y otras lesiones producto del caos y la evacuación.

La carrera de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar en conjunto con la Facultad de Recursos Naturales y Medicina Veterinaria han trabajado colaborativamente desde el primer día de la emergencia para entregar la mejor atención ante este desastre. A partir de este trabajo se han logrado gestionar diversas donaciones provenientes de importantes empresas externas, que junto a los aportes entregados por la misma Universidad han logrado contar con los recursos necesarios para mantener el trabajo del Hospital Veterinario y la atención de sus pacientes.

De acuerdo con la doctora María Soledad Hinojosa, directora del Hospital Veterinario Docente, este es el desastre más grande que les ha tocado atender, teniendo que manejar la emocionalidad de los tutores y la angustia de buscar a sus mascotas. Afortunadamente, la mayoría de los pacientes han sido reconocidos por sus familiares y el equipo del hospital seguirá trabajado para curar las heridas de los animales afectados, con la ayuda institucional, donaciones, voluntarios, especialistas y cuidados diarios.

¿Cómo ha sido el trabajo de Hospital Veterinario Docente UST Viña del Mar desde el inicio de la emergencia?

“Ha sido un trabajo súper duro. Los pacientes llegaron con extensas zonas quemadas, las heridas afectaban su cara, vías aéreas, patitas. Todos llegaron el compromiso respiratorio, algunos tenían además enfermedad de base que hacía más compleja su condición clínica. Estos pacientes deben ser sometidos a aseos quirúrgicos de manera diaria para revitalizar la piel afectada y ese trabajo hacía que el equipo quirúrgico de hospital estuviera hasta 14 horas en pabellón con cada uno de los pacientes. Afortunadamente, desde el primer día hemos contado con estudiantes voluntarios, docentes y médicos veterinarios que nos han apoyado en el diagnostico de los pacientes, lo que nos ha permitido mantenerlos estables hoy y con muy buena evolución clínica.”

Además de la ayuda de estudiantes y docentes ¿Han recibido aportes de algunas organizaciones externas?

“Si, tuvimos importantes aportes de empresas como Virbac, Laboratorio Chemie, Carozzi con su marca Master Dog y Royal Canin. Virbac aporto con medicamentos inyectables y orales para el manejo del dolor de los pacientes. Laboratorios Chemie aportó con medicamentos antiinflamatorios, gotas ópticas y oftálmicas, y una gran cantidad de antiparasitario externo en pipetas que hemos usado para los pacientes que han llegado al hospital y consultas ambulatorias. Carozzi con su marca Master Dog aporto con alimento extruido y húmedo. Royal Canin nos hizo llegar un aporte fundamental de alimento húmedo recovery que es muy necesario para pacientes en recuperación o con pérdida de proteínas como es este caso a causa de sus quemaduras. Además, nos aportó alimento enteral para administrarlo en pacientes con sondas que no podían comer a causa de las lesiones en su mucosa oral. Todos estos productos se han entregado gratis para familiares de pacientes y así puedan seguir los  tratamientos realizados.

Luego de esta primera etapa de la emergencia ¿Qué atención ofrecerá el Hospital Veterinario Docente UST?

“El hospital tiene el compromiso de mantener a estos pacientes hasta que logren recuperación completa de sus heridas. Se entregarán a sus hogares cuando los tutores tengan un lugar adecuado para su cuidado. Por lo tanto, nos quedan muchas semanas más de cuidados con ellos. Por otro lado, desde el primer día que tomamos el compromiso de apoyo a esta emergencia es que estamos realizando atenciones ambulatorias a pacientes afectados, se realizan consultas de diversas patologías a tutores que han sido afectados, se apoya con exámenes complementarios y tratamiento.”

Con respecto a la ayuda y donaciones ¿Qué elementos necesitan y cómo se puede apoyar el trabajo que realizan?

“Las necesidades son muchas debido a los requerimientos de los pacientes de manera diaria. Se necesitan siempre porque todo se hace poco: vendas coban, vendas elasmomul, gasa, sueros, sabanillas clínicas y medicamentos orales.”

*El Hospital Veterinario Docente UST Viña del Mar se ubica en 1 Norte 1713 y puede recibir donaciones de lunes a viernes entre las 10:00 y las 15:00.