Karla Segovia, Técnico en Enfermería Hospital Antonio Tirado Lanas

“Vacunarse es una responsabilidad que cada persona debe asumir”

La profesional, egresada de Santo Tomás fue una de las primeras funcionarias del hospital ovallino en ser vacunada contra el Cov Sars-2.

A mediados del año 2020, Karla Segovia (37), Técnico en Enfermería, tomó la decisión de  ingresar a trabajar en el Hospital de Contingencia Covid-19 que se implementó en la ciudad de Ovalle, para tratar a los pacientes críticos afectados por el coronavirus.

Una determinación que tomó luego de haber hecho una pausa en su vida laboral, para cuidar a su hijo, y que fue impulsada por “el deber y sentido de ayudar al prójimo” según ella comenta.

Para esta egresada (2005) de la carrera Técnico en Enfermería del IP-CFT Santo Tomás, sede Ovalle, el año pasado  estuvo cargado de “emociones y experiencias intensas, complejas e impactantes. Comenzó con la llegada inminente y luego brutal de la pandemia de coronavirus a nuestro país y a nuestra ciudad.   El hospital antiguo sería un centro clínico que recibiría y atendería pacientes con coronavirus provenientes de todo el país, fue ahí cuando decidí cooperar con la tarea que nuestra ciudad estaba por asumir y ser parte de este contingente”, señala.

Al recordar su experiencia en el hospital de contingencia, Karla dice que fueron “seis meses tremendamente agotadores y de emociones muy fuertes, tanto felices, al ver la recuperación de algunos pacientes y al mismo tiempo muy tristes, viendo cómo muchas personas sucumbieron a la enfermedad y que jamás regresarían a sus hogares, con sus familias.  Se trabajó codo a codo con distintos profesionales de la salud y esa experiencia fue muy enriquecedora. Finalmente el coronavirus nos dio un respiro y el hospital de contingencia cerró”.

Sin embargo, ella decidió seguir trabajando, esta vez en el nuevo Hospital Provincial Antonio Tirado Lanas, de Ovalle. Allí sería destinada a un área con menor complejidad, pero debido al rápido aumento de casos positivos de coronavirus en las últimas semanas en nuestro país, las autoridades sanitarias optaron por transformar esa unidad en UTI, Unidad de Terapia Intensiva, por lo que sigue al cuidado de pacientes críticos estabilizados, tanto con coronavirus como con otras enfermedades.

Por ello, fue una de las primeras funcionarias del nosocomio ovallino en ser vacunada contra el Cov Sars-2, y sostiene que:

Vacunarse es una responsabilidad que cada persona debe asumir,  es la única forma de evitar con seguridad contagiarse y evitar contagiar a nuestros seres queridos. Espero que las personas entiendan que el autocuidado y la responsabilidad son indispensables para poder salir adelante y no llegar a situaciones tan graves y extremas como ha ocurrido en muchos países de Europa”.

Además, la profesional espera que gracias a la vacunación “podamos ir avanzando un poco más, esto nos sirve bastante, por lo menos para salir del desconfinamiento que tenemos y que la gente entienda que la vacuna no es algo malo, que es una vacuna común y corriente, sólo que hay que ir viendo los resultados durante los días. Yo no tengo ninguna sensación extraña o diferente a otra vacuna que me haya puesto antes“, aseguró.

Por último, Karla Segovia dijo que desea que su hijo “se sienta orgulloso de que fui una de las primeras en vacunarse” en la comuna de Ovalle.

Karla Segovia, tercera desde la izquierda, junto a otros funcionarios del Hospital de Ovalle que fueron los primeros en recibir la vacuna contra el coronavirus.