Este mes nos hemos permitido reflexionar como gremio sobre la poca visibilidad que tenemos hacia la población. Nuestro mes azul enfermero siempre nos alienta a ello, a visibilizarnos y hacernos cargo de promocionar el fundamental rol que los enfermeros de Chile tenemos.

Enfermeras y enfermeros tenemos un papel esencial en materias de políticas públicas, la preparación gestora en Salud nos posiciona en un lugar de privilegio para establecer recursos, organizar y coordinar estrategias atingentes a la comunidad, determinar necesidades y evaluar intervenciones y proyectos en Salud.

¿Estamos asumiendo ese rol?, ¿sirve este cuestionamiento? La respuesta es un rotundo SÍ. Sirve meditarlo, pero no es útil dejarlo en el pensamiento de una sola persona, hay que debatir al respecto, conocer las realidades locales para comprender las necesidades y las estrategias implementadas por los equipos de Salud que viven esa contingencia. No temamos comunicarnos, evidenciar nuestro trabajo, mostrar lo que somos y lo que hacemos, pues en el peor de los casos quedará como un recuerdo positivo y en la mejor de las repercusiones, será un ejemplo imitable por otros profesionales, que encontraron en la descripción de esa intervención una respuesta válida a su realidad sanitaria.

Muchas veces tenemos la concepción errónea de restarnos mérito como algo positivo y trabajamos en nuestro espacio, silenciosos y recatados, temerosos incluso de alterar la estructura organizacional al expresar nuestras opiniones. No podemos ni debemos mantener esta línea de acción; si el resto del equipo de Salud, si la comunidad que cuidamos no sabe lo que hacemos, tarde o temprano seremos reemplazables.

La acción en Salud desde la Enfermería requiere:

  • Expresarse a través del liderazgo en las estrategias que implementamos. Y esto no es remitido al presente, siempre lo hemos hecho, pero no lo hemos mostrado por la humildad profesional que nos debilitaba.
  • Ser referentes en la gestión en Salud. Porque es nuestro deber hacia futuras generaciones y hacia quienes han sabido posicionar a Enfermería en un marco legal de resguardo profesional en la Gestión del Cuidado definido en el Artículo 113 del Código Sanitario.
  • Traspasar a enfermeros en formación la necesidad de velar por la Salud como un derecho universal, tal y como este año lo destacó el Consejo Internacional de Enfermería. Comprender la salud pública no como materia inerte, sino como un motor de acción profesional.
  • Establecer nuevas metas profesionales que evidencien el impacto de nuestras acciones en la cobertura universal en Salud. El avance hacia especializaciones como Enfermería de Práctica Avanzada puede significar un gran logro en esta área.
  • Marcar nuevos hitos, posicionándonos en la sociedad para hacer cambios significativos para el cuidado efectivo de las personas, familias y comunidades. Dejemos el reclamo sostenido y repetitivo en el tiempo, es hora de actuar con fundamento profesional desde la implementación de políticas públicas sanitarias.

Finalmente se resume lo anterior en un concepto vigente: visibilizar empodera a la Enfermería, la hace reconocible y nos permite crecer en el tiempo, fortalecer la disciplina y obtener logros sanitarios perdurables para un país que necesita para crecer, cuidados responsables y de calidad de los profesionales enfermeros, que se traduzcan en población sana, productiva y feliz.

visibilización enfermería