En la mitología romana, Minerva es el nombre de una de las diosas más populares que representaba la sabiduría y las artes, además de ser protectora de la ciudad de Roma era la patrona de los artesanos quienes se inspiraban en ella para desarrollar su función, pues según algunos poetas como Ovidio (43 a.c. – 17 d.c.) les instruía la mejor forma de hacer su trabajo y las diferentes manufacturas.

Volviendo a nuestro siglo XXI, vemos que las nuevas tecnologías han propiciado la aparición de servicios mediante tecnologías de “streaming” que permiten a cualquier usuario acceder a los más diversos contenidos en línea, así es como probablemente cualquiera de nuestros hijos prefieran -por lejos- aprender a preparar una receta de cocina viéndola por Youtube, que consultar el libro de recetas que traspasó las últimas generaciones de la familia.
Algunas compañías han sabido capitalizar de forma rentable y exitosa esta nueva posibilidad de bradcasting popular al alcance de cualquier usuario, tal es el caso de Netflix, Spotify, Periscope y hasta Facebook, quienes han invertido y desarrollado plataformas que consolidan esta forma prácticamente infinita de difusión de películas, música y realidad.

Hace ya 30 años el famoso escritor de ciencia ficción Isaac Asimov, imaginaba un futuro en el que una familia media a través de un computador podía interactuar con una red mundial de otros equipos, accediendo a cualquier información que deseara conocer, adquiriendo los saberes a su propio ritmo y que sorprendentemente disfrutaría aprendiendo. Para ser consistente con lo que relato, esto está disponible en línea en un video denominado “Asimov previendo el impacto de Internet”.

Hoy varias universidades reconocen esta realidad, incluso Harvard dispuso de 48 cursos online gratuitos al alcance de todo el mundo en materias como literatura, matemáticas, administración e historia entre otros. Esto nos permite cursar esos contenidos con los profesores titulares de la cátedra, al igual que los selectos estudiantes de esa ultra prestigiosa casa de estudios de Cambridge.

Para finalizar me quiero detener en una organización denominada TED –tecnología, entretenimiento y diseño- dedicada a difundir ideas mediante su congreso anual y sus charlas TED Talks, que permiten en un formato sencillo pero con relatos de una profundidad que estremece, ver y escuchar a líderes mundiales de la jerarquía de Elon Musk, Bill Gates, Bono ó Simon Sinek compartiendo sus más íntimos consejos.

Al igual que la Minerva en la antigua roma, hoy contamos con todo el conocimiento humano a un par de clics de distancia, sólo es necesario confiar y saber buscar.