Proyecto “Huella en la huerta”: Apoyo concreto a la comunidad y relevante para el crecimiento de los estudiantes

Miguel Ángel Robles, alumno de primer año de la carrera Ingeniería en Mantenimiento Industrial, cuenta su experiencia trabajando en una innovadora iniciativa en el Parque Ecológico Ecorayén.

En julio pasado, el IP-CFT Santo Tomás lanzó el “Fondo Concursable Huellas: Innovando en Comunidad. Libera tu creatividad y construye realidad”, iniciativa que se enmarca en el Programa IP-CFT 2030 impulsado por CORFO y el Ministerio de Educación (Mineduc) y que financia proyectos innovadores que van en beneficio directo de la comunidad.

Fue así como, en Antofagasta, se gestó el proyecto “Huella en la huerta”, en el que un grupo de alumnos y docentes de la carrera Ingeniería en Mantenimiento Industrial del IP-CFT Santo Tomás realizaron diversas mejoras en el Parque Ecológico Ecorayén.

En concreto, “se mejoró la infraestructura, se realizaron mejorías en el entorno y se implementó un sistema de regadíos impulsado por una bomba hidráulica”, precisa Miguel Ángel Robles, alumno de primer año de la carrera y partícipe de la iniciativa.

El joven estudiante cataloga la experiencia como “muy positiva”, pues “ayuda en el desarrollo personal y logramos conformar un equipo de trabajo entre profesores y alumnos, mejorando el feeling y realizando actividades distintas a la que se ven en el aula”, sostuvo.

Por eso, Miguel Ángel agradece a los profesores Adela Ortiz y a Víctor Jerez por darle la oportunidad de ser parte de esta iniciativa, la que no duda en recomendar a otros estudiantes de la institución.

“Ayuda bastante en el crecimiento personal y uno toma conciencia de lo que desecha a diario. Además, siento que me ayudó en lograr comunicarme y expresarme mejor con los profesores, ya que se trabaja mucho en equipo”, sentenció.