“Chile ha despertado, exteriorizando un gran estallido social que más que congregar y ser liderado por una cúpula política específica nos habla de personas y colectivos altamente diversos que hoy salen a las calles para expresar su desazón y hastío frente al sistema político-social y económico chileno, el cual reproduce y ha ido profundizando la desigualdad social”, indica Ingrid Aguayo Rubio, Directora de Área de Ciencias Sociales del Instituto Profesional Santo Tomás Puerto Montt

Chile tomando como referente  el Índice de Gini está dentro de los 15 países más desiguales  de una muestra de 157 naciones con un índice de 0,50 al año 2017; por otra parte, si tomamos como dato la Pobreza Multidimensional que incluye temas como Educación, Salud, Redes y Cohesión Social, Vivienda, Entorno y Trabajo, el porcentaje de hogares que tiene carencias en algunos de esos ítems llega al 20,7%, según la última Encuesta Casen, tomando ribetes preocupantes en las regiones de La Araucanía, De Los Lagos y Del Ñuble.

Servicio Social del Instituto Profesional Santo Tomás es una profesión que busca como finalidad acompañar y apoyar a personas, familias, organizaciones y comunidades para que logren vivir dignamente, potenciando la igualdad de oportunidades y el trato justo promoviendo un sujeto protagonista desde el ejercicio de derechos sociales para un cambio social con real contenido en lo humano, en lo local, en el reconocimiento de la autonomía y participación y en el respeto de la diversidad socio- cultural.

Desde estas grandes evidencias sociales, creemos que como carrera, no podemos dejar de pronunciar nuestro compromiso ético en la formación de profesionales Asistentes Sociales con profunda vocación social y espíritu crítico, capaces de desarrollarse y aportar desde diversos espacios laborales y de construcción de ciudadanía activa a la maximización de la vida digna y el trato justo en todos los escenarios y connotaciones de vida cotidiana.

Nuestra Profesión nace como tal a inicios del siglo XX al alero de la cuestión social y del Estado Protector; hoy estamos frente a un Estado distinto a nivel País que si bien focaliza sus dispositivos de apoyo social en la población más pobre y vulnerable, pero que no ha logrado atender y empatizar de manera efectiva con los reales problemas de las personas. Desde la profesión debemos ser capaces de observar de forma reflexiva, pero con actitud activa e innovadora, pues nuestro ejercicio no puede sólo remitirse a quedarnos complacientes frente al rol de operadores(as) de las políticas estatales.

Hoy estamos más convencidos(as) que nunca que nuestra Profesión tiene mucho que decir y verbalizar para contribuir a un cambio social real. Escuchamos, vemos y estamos palpando a diario los sufrimientos y esperanzas de las personas; por lo mismo vale la pena una formación profesional de calidad. Chile está cambiando y nuestra profesión debe estar a la altura de las circunstancias. Por lo mismo, como Carrera y Profesión  estamos dispuestos  a colaborar en lo que requiera nuestra comunidad y ciudadanía a fin de construir mejores y mayores espacios de diálogo que permitan encontrarnos como País.