Señala su director de carreras, Werner Díaz Altamirano

Cerca del 90% de los titulados del Área de Ingeniería de Santo Tomás Rancagua se encuentra laborando

Las carreras del área en la sede de la Región de O’Higgins – Construcción Civil, Técnico en Construcciones Civiles y Topografía –  se focalizan en actividades de terreno.

Uno de los motores de nuestra economía es el sector de la Construcción. Nuestra región reclama una necesidad imperiosa de poder contar con una mayor conectividad con la zona costera y prueba de ello es lo que se está haciendo hoy por ejemplo, en el camino que une San Fernando con Santa Cruz. Este escenario nos indica que de forma permanente se requieren profesionales y técnicos en el área de la Construcción y de la Topografía, no solo para integrar proyectos viales, sino que también para el ámbito minero y en general, para desempeñarse en instituciones públicas y privadas.

“Hoy de todos nuestros titulados, puedo decir que cerca del 90% se encuentra trabajando en la actualidad”, informó Werner Díaz Altamirano, director del Área de Ingeniería en Santo Tomás Rancagua.

Construcción Civil, Técnico en Construcciones Civiles y Topografía con las tres carreras que comprende esta sección. Todas ellas son en horario vespertino, excepto el Técnico en Construcciones Civiles que para este año agrega jornada diurna. Además, cuentan con acreditación por cuatro años en las carreras técnicas y tres para la de Construcción Civil. La gran finalidad que persiguen es aprender sobre el desarrollo de la infraestructura regional y nacional, con trabajos que son propios de la edificación (edificios y viviendas), hasta obras viales en general.

Incluso, en la carrera de Topografía, los estudiantes pueden obtener las certificaciones de Nivelador, Dibujante en Topografía y Asistente de Cartografía, a medida que aprueban asignaturas dentro de su malla curricular, hecho que les permite presentarse desde ya en una obra a trabajar.

“Los alumnos que ingresan a esta área, en el caso del vespertino, ya se encuentran trabajando en construcción y necesitan validar sus conocimientos con un título profesional”, según comentó el director. De la misma forma, a los técnicos se les permite continuar con la carrera de Construcción Civil. Cabe mencionar que quienes cursan esta última carrera, al finalizar el segundo año, pueden optar a una salida intermedia o temporal para que con su título técnico puedan ingresar desde ya al mercado laboral. Luego podrán retomar su carrera completa y obtener finalmente el título de Constructor Civil.

Asimismo, como una forma de complementar el desarrollo de los estudiantes del área, Santo Tomás Rancagua focaliza su formación académica en talleres a terreno para fusionar lo que se hace en aula con lo que se realiza en el campo laboral, es decir complementar lo teórico con lo práctico. “No hay que olvidar que también contamos con laboratorios especializados para el ensayo de materiales, hormigones, instalaciones sanitarias, entre otras”, actualizó.

Werner Díaz Altamirano, director del Área de Ingeniería en Santo Tomás Rancagua.