Sandra Nicovani: “Creatividad, disciplina y dedicación son clave para el trabajo en Ciencias”

La académica, destacada en varias ocasiones por su trabajo dedicado en Ciencias e Investigación en Salud y otras áreas, traspasa a las nuevas generaciones el gusto por la naturaleza y el ser humano.

No resulta difícil imaginar a la doctora Sandra Nicovani en un estudio de arte, terminando óleos o cerámicas, y apoyando a nuevos talentos de la pintura. Y es que esta mujer de Ciencias no es de las que se limita a lo concreto y empírico, sino que disfruta de la belleza de todas las cosas, trazadas por el ser humano o la naturaleza.

“La ciencia es probablemente la obra de arte más importante porque limita en la imaginación”, señala convencida de que sus dos pasiones, el arte y la ciencia, convergen en la creatividad.

Sandra Nicovani Hermosilla es doctora en Bioquímica, directora de Ciencias Básicas de la UST Concepción y cuenta que su inquietud por la Ciencia nació desde niña

Desde muy pequeña me interesó saber cómo funcionaban las cosas. Aprendí a leer a los cinco años sólo para poder acceder a la enciclopedia que teníamos en la casa. Este libro era un tesoro para mi madre, quien generosamente y a pesar de mi corta edad, permitía que me entretuviera leyendo por horas sobre diferentes áreas, donde las ciencias eran el fuerte. Ella sabía mucho porque le encantaba leer, siempre me motivaba a seguir aprendiendo, conversábamos de temas científicos y como era Educadora de Párvulos tenía la empatía necesaria para sintonizar conmigo y seguir el hilo de las conversaciones”.

¿Tienes algún recuerdo de infancia relacionado a tu gusto por las Ciencias?
Me gustaba mucho observar insectos y arácnidos. Podía pasar horas observando el desarrollo de las pupas de mariposa. Me interesaba conocer, por ejemplo, cómo vivían las hormigas, cómo se organizaban. Hacía verdaderas expediciones, salía a caminar sola en el campo de mi padre para buscar arañas y ver construir sus casas y trampas.
En una oportunidad encontré un nido de hormigas alrededor de un árbol caído. Removí tierra para mirar las hormigas y ver su casa, hasta poder ver las galerías y distintos tamaños de hormigas en su nido. En el campo las hormigas muerden al verse invadidas, así que fue un aprendizaje un poco doloroso.

¿Cuáles son las áreas de estudio en Ciencias que más te apasionan?
Aquellas aplicadas al área de la salud, en el estudio de mastocitos, una célula del sistema inmune en la formación de placas ateromatosas y el efecto de hormonas, en el proceso de regeneración hepática, como también en el inicio de metástasis en procesos asociados al desarrollo de cáncer cérvico uterino y, de procesos inflamatorios en general. También trabajé por muchos años en sorting o destinación de proteínas, algo que me fascinaba.

¿En qué estás trabajando en este momento?
Estoy trabajando en la administración del Departamento de Ciencias Básicas en la sede Concepción. Además participo por segundo período consecutivo en el Consejo Consultivo del Seremi de Medio Ambiente de la Región del Biobío. Asimismo estoy formulando un proyecto de innovación en docencia. Por ahora estoy un poco alejada de la investigación básica.

Juventud y Mujeres en Ciencia

Si se trata de numerar características que debiera tener un científico o un investigador en Ciencias, la doctora Nicovani nuevamente vuelve a mencionar la “Creatividad”. Y destaca que esta cualidad está presente en los investigadores jóvenes que hoy trabajan colaborativamente y “con el mundo, no contra él”, enfatiza.

señala que los estudiantes y nuevos científicos son esenciales para el desarrollo y crecimiento del área, pues no tienen los prejuicios que se adquieren con los años. “Esto, sumado a la real vocación, es fundamental en Ciencias y en cualquier área” explica.

¿Qué opinas del rol de las mujeres en Ciencias?
Las mujeres se han ido incorporando lentamente al quehacer científico. En Chile estamos lejos de tener una distribución igualitaria por género, lo mismo ocurre en el extranjero. Llama la atención que cada vez más mujeres inician y terminan carreras científicas, llegando incluso a un mayor porcentaje que los hombres. Sin embargo, esta relación se invierte al llegar a los puestos de investigadores senior y profesores titulares en las universidades.

¿Qué dirías a los estudiantes que se están sintiendo atraídos por la Ciencia?
A través del proyecto EXPLORA he tenido la oportunidad de conocer pequeños con interés en el área de la Ciencia. Es importante que mantengan ese amor por la investigación, esa ansia por aprender y descubrir cosas, poder ayudar con sus conocimientos a la gente a través de la divulgación científica y no perder nunca el entusiasmo.

¿Tienes algún referente en Ciencias? ¿Alguien a quien admires?
Admiro a todas aquellas mujeres chilenas con relevancia científica, como Cecilia Hidalgo, María Imschenetzky Popov, Hilda Cid, Katia Gysling y María Teresa Ruiz, que son un ejemplo a seguir de entusiasmo y constancia en la investigación.

¿Y en general, en la vida, a quién admiras?
A mi madre, una mujer que pudo compatibilizar el formar una familia y ser profesional, pudiendo balancear múltiples labores. Ella incluso realizó entrenamiento de alto rendimiento, como seleccionada de básquetbol.

 

Entrevista publicada en Boletín N°9 de Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la Universidad Santo Tomás