El encuentro se realizará el próximo 31 de mayo en la Universidad Santo Tomás Santiago.

Desde el año 2005, e inspirados en los Congresos realizados bajo el mismo nombre en la Universidad San Pablo CEU-Madrid, la Universidad Santo Tomás (UST) ha venido realizando los Congresos Católicos y Vida Pública en diferentes regiones del país, encuentros con los que se busca reflexionar sobre la dimensión social del cristianismo e impulsar el compromiso con la vida pública, desde los valores del Evangelio.

Este año la UST está preparando la XII versión del evento, que se realizará el próximo miércoles 31 de mayo en el Aula Magna de la Universidad Santo Tomás Santiago, y contará con la participación de destacados católicos del mundo político, económico, social y artístico, quienes compartirán su testimonio de vida en esos ámbitos; y personas del mundo académico, que ilustran sobre los desafíos de ser católico en la sociedad actual.

Invitados Congreso Católicos y Vida Pública

Entre los asistentes a esta XII del encuentro, destacan Jack Valero, Coordinador y co-fundador de Voces Católicas, proyecto que inició el año 2010 para preparar la visita del Papa Benedicto XVI al Reino Unido, con el objetivo de entrenar a católicos laicos, hombres y mujeres con trabajos y familias para hablar en televisión y radio sobre temas relacionados con la Iglesia.

También estará presente el guionista y director de numerosos formatos televisivos de entretenimiento, Juan Manuel Cotelo, quien desde el 2008 dirige Infinito + 1, productora de los largometrajes “La última cima” (2010), “Tierra de María” (2013) y “Footprints” (2016), siendo cada uno de ellos el documental más visto del año en salas de cine de España, y estrenándose en un total de 27 países.

Nuestra voz en la sociedad”

María Esther Gómez de Pedro, Directora Ejecutiva Nacional del Congreso Católicos y Vida Pública, comenta que el lema del congreso este año será “Nuestra voz en la sociedad”, con el que buscan hacerse cargo de la misión del católico en la sociedad, como trabajar a favor de los valores evangélicos y humanos, especialmente en defensa de los que no tienen voz o se les acalla socialmente.

“El desafío de hacer oír nuestra voz y de brindar nuestra acción en la cultura, el servicio público, la inmigración o en el mundo de los jóvenes hoy son algunos retos que queremos abordar. Desde este desafío, y atendiendo a la dimensión académica y testimonial, queremos colaborar a despertar conciencias proponiendo algunas voces que sí están proclamadas hoy, como un desafío al servicio del Evangelio en el mundo”, señaló.