Luego de realizar su práctica profesional en escuelas para niños con necesidades educativas especiales, la joven ovallina decidió plasmar en canciones las experiencias vividas.

“Quiero cambiar este mundo” es la primera canción que Sadsha Contreras Guerrero (21) escribió tras compartir con niños y niñas de la escuela Vista Hermosa y el Colegio Yungay mientras realizaba su práctica como Técnico en Educación Especial. En ella, la joven estudiante transmite la  importancia de escuchar y entregar más atención a las personas con capacidades distintas, en pos de una mayor inclusión.

Por ello, Sadsha combinó la vocación por la educación y su pasión por el canto con el fin de “dar a conocer en forma masiva la realidad que a veces no se hace pública… Las personas con capacidades diferentes, increíblemente son mucho más habilidosos en otras áreas, como sociedad tenemos miedos y prejuicios”, sostiene la joven, quien ha compuesto dos canciones con esta temática, además de cuatro relacionadas al amor y el desamor, a la vez que se encuentra en proceso de creación de un tema sobre la violencia contra la mujer.

Durante su formación profesional, en el CFT Santo Tomás sede Ovalle, la joven ha reforzado su vocación, la que nació cuando era pequeña y veía a su madre, técnica en educación de párvulos, dedicarse con amor a sus alumnos.

“Vi la labor que ejercía mi madre con niños, vi el amor puesto en la profesión y dedicación que se necesita para trabajar con ellos, no solamente somos técnicos, profesores, somos su segunda familia y en algunas oportunidades nos llegan a ver como sus propios padres, como un ejemplo a seguir”, asegura.

A través de redes sociales la joven cantante ha difundido sus canciones, las que han tenido una buena recepción, pero sobre todo lo que rescata Sadsha es que “las personas han sido bastante educadas en decir que les gusta lo que expreso y me hacen sentir que soy  capaz de seguir creando ilusiones por un mundo mejor”.

Educar para cambiar el mundo

Si bien uno de los deseos de Sadsha es que sus canciones lleguen hasta muchos oídos, incluidos los de Don Francisco y así poder participar en la Teletón con sus creaciones, su mayor aspiración es contribuir con un cambio social y cultural en torno a las personas con capacidades diferentes.

Esto porque su práctica profesional en el Colegio Yungay la marcó, ya que “se podía ver el cariño por parte de los docentes a los estudiantes. Fue muy satisfactorio el saber que a pesar de sus capacidades diferentes uno puede vincularse, y darse cuenta que también saben querer, que al igual que todos son un ser integral y que así como aprendemos a conocerlos, ellos aprenden de nosotros”.

Al mismo tiempo, la futura profesional recalca que “la gente aprende más en la medida del vínculo con lo humano, no hay educación sin vínculo y como decía Paulo Freire ‘tú y yo no cambiamos al mundo, sino que educamos gente que va a cambiar el mundo’. Todos somos distintos pero iguales en valores, dignidad y derechos”.

Por último, y relacionado a su forma de crear las canciones, Sadsha sostuvo que ella se inspira en “lo que pasa en la vida real y lo plasmo en el papel, buscando una pista que sensibilice mi alma, mi espíritu”.

Para escuchar su canción se puede visitar su página de Facebook, Sadsha Michel Contreras.