Cuatro proyectos de sede Viña del Mar serán desarrollados gracias al concurso de innovación social “Transformar para Impactar” de Santo Tomás

“Recooperando”, “Mascotas sociales y familia multiespecie”, “Gota a gota el agua se agota” y “Atención para mujeres con energías positivas” son las iniciativas que lograron financiamiento en el certamen que busca incentivar la innovación social.

La cuarta versión del concurso de innovación social “Transformar para Impactar” que Santo Tomás impulsa a nivel nacional, entregó muy buenas noticias para la sede Viña del Mar, ya que cuatro iniciativas surgidas en la Ciudad Jardín obtuvieron financiamiento para comenzar a ser desarrolladas a partir del segundo semestre de 2022. Se trata de “Recooperando”, “Mascotas sociales y familia multiespecie”, “Gota a gota el agua se agota” y “Atención para mujeres con energías positivas”, presentados por docentes de carreras de Universidad, Centro de Formación Técnica e Instituto Profesional.

 “Recooperando”

“Recooperando” es liderado por Jorge Valdés, director de la carrera de Fonoaudiología de UST Viña del Mar, y puede entenderse como la continuidad de un proyecto que también resultó beneficiado en el primer concurso “Transformar para Impactar”. Por lo mismo, el académico reconoce que “esta versión tuvo un sabor diferente para el equipo coordinador. La implementación de ‘Recooperando’ en 2018 nos dejó varios temas para mejorar. Por ejemplo, ahora ampliamos la participación de personas en la coordinación, que estará a cargo de las carreras de Fonoaudiología, Psicología y Nutrición y Dietética. De esta manera, el abordaje de las problemáticas sociales se vuelve más integral”.

“Nuestro mayor desafío es consolidar una propuesta poco tradicional en este tipo de concursos. Habitualmente se espera un producto o servicio de impacto directo en alguna comunidad, y nosotros vamos por un modelo de trabajo que aporte a la comunidad interna y externa a Santo Tomás desde la perspectiva de la innovación social y la participación interdisciplinaria, intergeneracional, que entregue propuestas innovadoras con un impacto bidireccional”, agrega.

Para esto se trabajará con socios colaboradores como Fundación Banamor, CEAM Hermano Miguel y LINNQ Lab, todas instituciones de Quillota. “Esperamos pilotear un modelo de trabajo colaborativo y abierto para codiseñar propuestas de solución innovadoras, que agreguen valor y mejoren la calidad de vida de las personas mayores del CEAM Hermano Miguel desde la perspectiva del Envejecimiento saludable y activo. Nuestro deseo es poder replicar el modelo de trabajo y llevarlo a cabo todos los años con diferentes actores”, resume.

 “Mujeres con energías positivas”

También en la categoría proyecto fue escogido “Atención para mujeres con energías positivas”, ideado por María Leticia Vallejos, directora de carreras del Área Ciencias Sociales de IP-CFT Santo Tomás Viña del Mar, y que será liderado por Danilo Lara, quien la reemplaza en el cargo.

“Como área de Ciencias Sociales nos sentimos contentos y orgullosos de haber podido alcanzar este anhelo, tan necesario y requerido por las mujeres integrantes de la agrupación, lo cual permitirá no solo entregar una intervención acorde a las necesidades y por ende la superación de los problemas sociales que viven, sino también el mejoramiento continuo de nuestros procesos de enseñanza aprendizaje en contextos prácticos. Mil gracias por esta oportunidad de crecimiento y enriquecimiento personal y profesional”, señala.

 “Mascotas sociales y familia multiespecie”

En la categoría idea, aparece Mascotas sociales y familia multiespecie”, presentada por Gonzalo Chávez, académico de Medicina Veterinaria y coordinador del Observatorio de Tenencia Responsable y Vínculo Humano Animal de UST. “La idea que representará a la Escuela de Medicina Veterinaria de la sede Viña del Mar pretende motivar a diversos actores comunitarios, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, para que sean ellos mismos quienes se hagan cargo del cuidado de las mascotas de los adultos mayores que, por diversas razones, están imposibilitados de ofrecer buenas condiciones de vida a sus mascotas, que, además, son su familia”, dice.

“La principal dificultad viene ahora, ya que la implementación y materialización del proyecto requiere de voluntad y actitud de los participantes. Habrá que comenzar por detectar, en conjunto con instituciones como la SEREMI de Salud, la comunidad idónea para comenzar a trabajar, establecer un diagnóstico inicial y coordinar la intervención. Será un gran desafío, toda vez que disponemos tan solo de seis meses y, del mismo modo, hay que proponerse como objetivo que el proyecto permanezca en el tiempo en manos de la propia comunidad”, agrega respecto a los próximos pasos que debe dar para concretar esta idea.

“Gota a gota el agua se agota”

Finalmente, la idea “Gota a gota el agua se agota” también obtuvo financiamiento en esta versión del concurso “Transformar para impactar”. Fue presentada por Roberto Olguín, director de carreras del Área Recursos Naturales del CFT Santo Tomás Viña del Mar.

“Quedamos realmente felices con el fondo obtenido. Con nuestro equipo de área nos hemos involucrado desde el 2019 en temáticas sobre el déficit hídrico de la región y este proyecto se enmarca en buscar optimizar el riego en agricultores de la zona. La mayor dificultad que encontramos es cómo convertir la idea en una propuesta de valor interesante para un inversionista y poder plasmarla en el pitch que tuvimos que elaborar, pero finalmente logramos el desafío y el jurado nos premió con el fondo máximo”, recuerda el también jefe de carrera Técnico en Veterinaria y Producción Pecuaria.

“Viene ahora lo difícil, que es desarrollar la idea y construir el dispositivo y para ello comenzaremos con la contratación del personal que diseñará los prototipos, dejando para septiembre y octubre la construcción de los sensores y la aplicación web. En noviembre lo instalaremos como prueba piloto en centro demostrativo y finalmente en diciembre en los predios de agricultores seleccionados. Esperamos finalizar de buena manera este proyecto y que se convierta en una alternativa real de mejora para los agricultores de la zona y avanzar en desarrollar cada vez esta tecnología en nuestra región”.