Doctorado UST busca entregar soluciones ambientales efectivas al país

El Doctorado en Conservación y Gestión de la Biodiversidad entrega potentes herramientas para que sus egresados se desempeñen con éxito en instituciones públicas, privadas o de forma independiente.

En un escenario en el cual los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes, la Universidad Santo Tomás (UST) creó en 2016 el Doctorado en Conservación y Gestión de la Biodiversidad, que —señala el Dr. Sebastián Rodríguez, vicerrector académico de Investigación y Postgrado de esta casa de estudios— entrega “respuestas a la necesidad-país de analizar, desde una perspectiva académica, las problemáticas asociadas a la conservación y gestión de la biodiversidad, así como promover el desarrollo de medidas que la fomenten”.

Líneas de investigación

A través de sus líneas de investigación Ecología y Biodiversidad, y Conservación y Gestión Ambiental, este programa, que ya tiene cuatro cohortes de estudiantes, fortalece la formación de profesionales y científicos, incorporando de manera explícita la dimensión social necesaria para la conservación de los sistemas naturales, profundizando en temas vinculados a la gobernanza y negociación ambiental, toma de decisiones y comunicación estratégica, entre otros.

Este doctorado —explica la decana de la Facultad de Ciencias de la UST, Dra. Carmen Espoz— enfatiza en “la integración de disciplinas y en el trabajo transdisciplinar”, lo que se refleja en un sólido cuerpo académico, agrupados en Claustro Académico, integrado por ocho profesionales con grado de doctor, cuya actividad científica suma 114 publicaciones WoS en cinco años.

Ello permite —complementa el Dr. Nolberto Arismendi, integrante de este Claustro Académico— “generar competencias y habilidades únicas para el graduado en función de la ecología y biodiversidad, pero también en la conservación y gestión ambiental”.

Competencias de egreso

Los egresados de este doctorado son capaces de —señala Carmen Espoz— “generar conocimiento científico orientado al desarrollo de estrategias y métodos para la conservación de sistemas naturales sujetos a presión humana e integrar el conocimiento de la ecología y la conservación biológica, considerando la dimensión humana, ética y legal para la solución de los problemas”.

Así también lo indica el médico veterinario Mauricio Fabry, quien en mayo se convirtió en el primer candidato a doctor en Conservación y Gestión de la Biodiversidad de la UST.

“El programa me ha permitido obtener competencias para abordar el sistema de una manera socio-ecológica, a través de una mirada crítica e integrando técnicas innovadoras y tecnología de punta como es el uso de sensores remotos”, explica.

Acreditación

La consolidación de este programa se refleja en su proceso de acreditación que comenzó en diciembre de 2019.

“La acreditación del programa, que por ley es obligatoria, busca certificar que este cumple con los criterios de calidad definidos por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), y por ende con los mecanismos de aseguramiento de la calidad que permiten su mejora continua”, afirma el vicerrector Dr. Rodríguez.

Más información: doctoradociencias@santotomas.cl