Centro de Investigación TEKIT: innovación educativa en la sociedad digital

¿Cuál es el impacto de la integración de las tecnologías digitales en la educación?, ¿en qué condiciones y en qué contextos las tecnologías digitales pueden facilitar la innovación educativa y el aprendizaje? Estas son solo dos de las reflexiones y acciones que ha liderado el Centro de Investigación Aplicada en Tecnologías de la Información y la Comunicación para la Educación— TEKIT de la Universidad Santo Tomás.

Pionero entre los centros de investigación de la casa de estudios, TEKIT se ha focalizado en la investigación, el desarrollo y en la transferencia efectiva de herramientas tecnológicas para aportar a una educación equitativa y de calidad. La Doctora Paola Costa destaca que entre las líneas de acción del Centro están; la generación de conocimiento, orientada al desarrollo de investigación, evaluación y asesorías en educación y capacitación, contenidos pedagógicos y estrategias efectivas de transferencia tecnológica.

Proyectos destacados

Kokori: Aprendizaje en biología celular con videojuegos, cuenta con siete misiones en las que el estudiante viaja dentro de la célula, incorporando de manera lúdica y didáctica contenidos que en otros formatos pueden resultar muy abstractos y difíciles de comprender. Kokori está disponible en español, inglés, italiano, mapudungun, rapa nui y catalán y a la fecha ha sido descargado por más de 105.000 usuarios únicos.

Cuenta con herramientas de apoyo para su uso pedagógico como un navegador celular; guías didácticas para facilitar la integración de las herramientas tecnológicas planteadas; cómic orientado a estudiantes que busca contar las historias cotidianas desde la perspectiva de la biología celular y una serie de TV orientada al público masivo. Kokori ha sido reconocido con el premio Ciencia Joven-UNESCO en 2014 del BID, como una innovación que inspira la educación en América Latina.

Bitwine: Aquí el estudiante representado como avatar, puede ejecutar acciones y moverse libremente por una bodega de vinos en el patio de recepción, nave de cubas y sala de barricas. El simulador Bitwine fue realizado en el marco del proyecto Fondef TIC-EDU a cargo de la Universidad Católica del Maule y la Universidad Santo Tomás y participaron como socios el Instituto de Educación Rural (IER), Codesser, el Centro de Formación Técnica Santo Tomás y el Centro de Formación Técnica San Agustín.

Recientemente, la UST firmó un contrato de licencia del software con una empresa colombiana que implica la recepción de un royalty del 10% de las ventas generadas por este concepto. La licenciataria es la empresa Ingenio Colombiano, encargada de desarrollar y comercializar herramientas didácticas innovadoras en Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA), y que además participó en el proyecto que dio origen a la tecnología Bitwine.

Ciclania: Es una representación virtual de nuestro planeta, en el que niñas y niños descubrirán los efectos y consecuencias que ha provocado el cambio global en la tierra. Durante el recorrido, los jugadores comprenderán el problema que enfrenta la sociedad y cómo debemos ser capaces de enfrentarlo.

“En los últimos años hemos dedicado gran parte de nuestro trabajo a analizar el impacto del uso de las tecnologías digitales en educación y en algunas asesorías técnicas, por ejemplo, con el Programa Escuela Plus de Direct TV, que dota de televisión satelital y formación en el uso pedagógico de recursos audiovisuales a docentes de escuelas rurales. TEKIT colaboró con este programa en el desarrollo de formación a docentes de las regiones de Nuble, Biobío y La Araucanía” explica Costa.

El contexto escolar rural y el uso pedagógico de los recursos audiovisuales, es parte de las preocupaciones de este Centro, donde se está realizando una investigación en la que se espera caracterizar los usos pedagógicos de estos recursos. Los resultados de este estudio darán luces sobre cuál es el impacto de las formaciones realizadas en estas escuelas, así como cuáles son las necesidades de formación continua de los docentes.

En el ámbito internacional destaca la alianza con TECHNE Technologies Numériques Pour que es un centro de investigación de la Universidad de Poitiers, Francia, que se dedica al estudio de las tecnologías digitales para la educación. El objetivo de TECHNE es producir nuevos conocimientos y contribuir a través de la investigación al éxito educativo y junto a TEKIT postula en proyectos de investigación internacionales

Dispositivos de formación híbridos

Este año las doctoras Paola Costa, Karem Celis y Nancy Castillo de TEKIT, de la Facultad de Ciencias Sociales y Comunicaciones de la Universidad Santo Tomás y de la Universidad del Bío-Bío respectivamente, se adjudicaron un proyecto de investigación patrocinado por el Consejo Nacional de Educación de Chile, CNED, en el que realizan un análisis del estado de implementación actual de la modalidad b-learning en las carreras de pregrado de las universidades.

Hy-Sup Chile busca caracterizar los dispositivos de formación híbridos en las carreras de pregrado de tres universidades chilenas. La investigación se basa en los métodos y resultados obtenidos por la investigación europea Hy-Sup, realizada por investigadores pertenecientes a un consorcio de seis universidades. Este estudio permite validar los instrumentos y comparar en el contexto nacional los hallazgos de Hy-Sup Europa.

Uno de los productos de esta investigación es el desarrollo de un cuestionario de autodiagnóstico, que consta de 14 preguntas relativas a cinco dimensiones que permiten caracterizar estos dispositivos de formación. Las dimensiones son: articulación presencia-distancia; acompañamiento, mediatización, mediación y apertura. El cuestionario, que estará prontamente disponible en el sitio de TEKIT entrega una descripción del tipo de dispositivo de formación híbrido desarrollado y sirve para llevar a cabo una meta reflexión de las propias prácticas pedagógicas, así como para el acompañamiento de estos procesos en formación continua de los docentes.

Equipo interdisciplinario

TEKIT está compuesto por un equipo interdisciplinario en el que destacan doctores en educación y en ciencias de la información y la comunicación, psicólogos, ingenieros informáticos y sociólogos, siempre dependiendo del proyecto que se asuma. Respecto de los elementos diferenciadores, Paola Costa apunta que la historia que ha construido el Centro, la interdisciplinariedad y las alianzas internacionales “nos hacen tener una mirada global en el análisis de las problemáticas asociadas a los usos de las tecnologías digitales en contextos educativos, centrando el análisis desde la actividad humana”.

Subraya que otro de los aspectos relevantes del quehacer del Centro es la relación con los estudiantes. Para ello cuentan con tesistas y asistentes de investigación, principalmente de las Facultades de Ciencias Sociales y Comunicaciones y Educación de la Universidad Santo Tomás: “Queremos que participen y que se vayan con un producto, que sean coautores de artículo científicos, queremos formar un semillero de investigadores futuros” acota Costa.

Revisa la nota de El Mercurio