Estimular las capacidades cognitivas en los adultos mayores

En Chile, el envejecimiento de la población mantiene un comportamiento ascendente lo que impone retos en materia de salud mental de los adultos mayores. Para hacer frente a este desafío, salud y educación deben actuar unidas, ya que no debemos olvidar que el ser humano es un ser integral que requiere de la estimulación necesaria para desarrollarse.

Los efectos del paso del tiempo en el funcionamiento cerebral son un hecho imposible de negar, la pérdida neuronal, la disminución en la producción de neurotransmisores o la lentitud de la velocidad de trasmisión del impulso nervioso, son variables importantes que dejan ver sus consecuencias. Como sabemos, las neuronas no son células que se repliquen y por tanto cuando se pierden no son reemplazadas por otras. Pero, también sabemos que nuestro cerebro no es una estructura rígida, al contrario, el término “Plasticidad neuronal” se refiere a ese potencial de modificabilidad y adaptación que presenta nuestro sistema nervioso.

“Sabemos que nuestro cerebro no es una estructura rígida, al contrario, el término “Plasticidad neuronal” se refiere a ese potencial de modificabilidad y adaptación que presenta nuestro sistema nervioso”

Por lo anterior podemos asegurar que cuando las neuronas envejecen y se mueren, no necesariamente deben quedar disminuidas o desaparecer las funciones cognitivas que dependían de ellas, debido a que algunas tienen la capacidad de adaptarse y realizar nuevas funciones, siendo fundamental las conexiones que establecen, las que se crean y se fortalecen con el uso y la estimulación cognitiva adecuada.

Al hablar de estimular las capacidades cognitivas generalmente se asocia a la idea de desarrollar tareas de tipo académico; y aunque los trabajos de estudio pueden servir como fuente de estimulación de las capacidades intelectuales no son las únicas, y en el caso de los adultos mayores tampoco las más adecuadas. Tanto es así, que un modo de potenciar estas habilidades que, además, ofrece otras ventajas, es la realización de actividades lúdicas, en grupo, entretenidas y desafiantes que estimulen al adulto mayor como un ser integral, en lo intelectual, motriz y social.