Los futuros profesionales se involucraron con emprendedoras y emprendedores locales para proponerles soluciones desde el manejo de la información para mejorar sus negocios.

Como parte de una alianza estratégica entre la academia y la comunidad  cinco pequeñas y medianas empresas de la provincia del Limarí recibieron la asesoría de estudiantes de segundo año de la carrera Analista Programador del IP Santo Tomás sede Ovalle, quienes entregaron diversas herramientas a las y los emprendedores para mejorar  sus negocios.

Una iniciativa que fue valorada positivamente por las personas beneficiadas, sobre todo porque producto de la pandemia del coronavirus, durante el año 2020 las pymes tuvieron que adaptarse para seguir funcionando a pesar de las restricciones sanitarias, un reto que se sumó a todos los que permanentemente enfrentan para lograr el crecimiento de sus emprendimientos.

Así, durante un mes los futuros profesionales estuvieron en contacto, de forma telemática, con los emprendedores, para conocer en detalle sus negocios, sus procesos, sus fortalezas y sus debilidades, para luego entregarles propuestas de mejoramiento.

Gracias a este trabajo, la academia logra traspasar sus saberes a la comunidad local y de este modo contribuir al desarrollo económico local, fortaleciendo al mismo tiempo la formación profesional de los estudiantes.

Situación que fue destacada por la directora académica del establecimiento de educación superior, Marcela Castillo, quien aseguró que “para nosotros es muy significativa la vinculación con la comunidad y traspasar la frontera porque a veces los académicos nos quedamos mucho en la academia, en la teoría”.

A esto la docente agregó que “si bien es cierto que los estudiantes les entregaron algunas orientaciones a los emprendedores, también ellos fueron parte importante de un proceso formativo”.

Por su parte, el director del departamento de Fomento Productivo y Turismo de la municipalidad de Ovalle Eric Castro, comentó que “la pandemia del coronavirus hizo que el análisis y trabajo digital, que se había postergado y tenía un retraso de 10 años, bajase a 5 o dos años, por eso es importante que los emprendedores se sumen a esta ola de la digitalización”.

En este sentido, el funcionario municipal destacó la labor realizada por los estudiantes, señalando que “hicieron un gran trabajo, se pusieron del lado del emprendedor y captaron muy rápidamente que es lo que necesitaban, la academia es sumamente importante para el desarrollo económico local”.

Trabajo conjunto

Para que esta experiencia académica fuera exitosa, fue necesario que las y los emprendedores confiaran en los estudiantes y estuviesen llanos a escuchar sus propuestas, las que recibieron a través de una reunión virtual en la que los estudiantes expusieron el trabajo realizado.

Expectantes los propietarios de las empresas “Jabones Pedacito de Cielo”, “Cuarta terapia”, “Misky Cristalería”, “Cerveza Lumbrera” y “Ambiente Rústico” recibieron las sugerencias de mejoramiento, a través de diversas herramientas informáticas, que hicieron los alumnos.

Propuestas que lograron que varios se reencantaran con sus trabajos. Así lo manifestó César Moreira emprendedor de Río Hurtado, quien tiene la empresa “Cerveza Lumbrera”. “Esto nos ayuda a reencantarnos con nuestro propio emprendimiento, porque uno se la lleva resolviendo problemas y una nueva mirada hacia el futuro ayuda a reencantarse”, aseguró.

Al mismo tiempo, Moreira dijo que le “sorprendió el profesionalismo de los estudiantes, quienes hicieron un trabajo muy meticuloso, se metieron hasta el detalle, vi gráficos  que están espectaculares, así que estoy seguro que es un avance grande para este emprendimiento y otros detalles que los voy a tomar muy en cuenta”.

En tanto,  Victoria Rojas, dueña de “Cuarta Terapia”, un emprendimiento de aromaterapia,  aseguró que la asesoría “superó mis expectativas, es bonito que los estudiantes se den cuenta de todo el trabajo que hacemos como emprendedores. Llevamos años en estos rubros y es bonito que hayan sido partícipes de lo que hacemos y vean todas las actividades que tenemos que hacer para darnos a conocer”.

Acercamiento al mundo laboral

Tanto los docentes como los estudiantes señalaron que esta era una experiencia importante que los aproxima al mundo laboral y les entrega herramientas necesarias para lograr establecer relaciones profesionales.

En este aspecto, Jorge Ponce, Director del Área de Informática del IP Santo Tomás sede Ovalle,  dijo que esperan mantener “este tipo de iniciativas que aportan a los estudiantes y a los emprendedores. Los estudiantes conocieron las historias de vida de los emprendedores, que es difícil, se caen, se levantan, golpean puertas, muchas se cierran, pero ahí están trabajando con sus emprendimientos y eso se lo traspasaron a los estudiantes”.

Por su parte, Danilo Pertierra, ingeniero informático y profesor a cargo de las asesorías, dijo que “los estudiantes visualizaron la oportunidad  y vieron cómo es la realidad laboral. A partir de hoy cada equipo puede tomar contacto con los socios comunitarios y sería interesante que se pudieran ejecutar todas estas propuestas y ver más opciones más allá de las que se vieron acá”.

Por último, Camilo Hernández, estudiante que formó parte de las consultorías, aseguró que  estas le cambiaron la mirada y le permitieron crecer como profesional, ya que “todos pensamos en salir de acá para ir a trabajar en una empresa grande, donde podemos ser un aporte, pero también podemos hacer un aporte de forma local, con los emprendedores de la zona, que están dando el empuje y quieren salir adelante. Esto fue  enriquecedor como futuros profesionales y nos hace llevar el sello Santo Tomás que, nos hace más humanos y más cercanos al cliente”.