• El sitio web de ComeS (www.comes.cl) es un espacio que reúne a productores y consumidores de comida sana. Esta innovadora propuesta nacida en la capital de la provincia de Biobío ha logrado acumular un importante capital.

Las fundadoras de este proyecto son la psicóloga Carol Allende, y su amiga Camila Gutiérrez, quien es docente de la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad Santo Tomás Los Ángeles. Se unieron bajo la idea de replicar un modelo colaborativo con miras a superar el sistema de alimentación actual.

Las profesionales realizaron un diagnóstico en el que determinaron que el sistema de alimentación que prevalece en la sociedad no es sostenible. Esto debido a la forma de distribución, los precios desproporcionados, y el retraso en el pago a los pequeños productores. En opinión de las expertas estos elementos reproducen diferentes desigualdades sociales estructurales.

En este proceso han logrado reunir un importante capital. Mientras la pandemia comenzaba en Chile, las dueñas de ComeS lograron canalizar un considerable aumento en las ventas durante los primeros meses del 2020. A fines del mismo año la iniciativa recibió aportes de la Fundación MC, gracias a lo que pudieron abrir una tienda de alimentos de productores locales en Los Ángeles, sumar nuevas contrataciones. Ya son un centenar los productores asociados que venden sus alimentos a través de ComeS.

El éxito de este modelo de negocios y de una comunidad preocupada por la alimentación saludable ha exigido crecimiento. La compañía inició el 2021 inaugurando una tienda online, o Dark Store, en Santiago. De esta forma quienes viven en la capital pueden tener acceso a productos artesanales y sustentables desde las regiones de Biobío, Maule y Araucanía.

PRÓXIMOS DESAFÍOS
Actualmente ComeS se encuentra trabajando en incorporar nuevos inversionistas interesados en el potencial de los mercados saludables. Ya han conseguido el respaldo de fondos de inversión como DevLabs, dineros que podrían generar un aumento de capital y con ello sumar incorporaciones en los ámbitos tecnológicos y de gestión comercial.

Otra de las metas para el año entrante es continuar en la senda del crecimiento de su capital, que ya supera los 50 mil dólares. También es prioridad agrupar tiendas de alimentación local y saludable en todo el país, de la mano de la aplicación de los conceptos de circuitos cortos de comercialización, comercio justo y cosecha bajo demanda.

Para el 2023 la empresa proyecta llegar a otros países de Latinoamérica, como Perú y Argentina, territorios en los que han observado similitudes en las necesidades que presentan productores y consumidores.