La instancia, propiciada a través del programa de Bienestar y Salud Mental, fue liderada por el P. Carlos Bolelli, Capellán de Santo Tomás La Serena, y tuvo una activa participación de docentes, académicos, alumnos y colaboradores de la Institución.

El pasado 10 de diciembre la Dirección Nacional de Formación e Identidad de Santo Tomás organizó una charla para reflexionar acerca del sufrimiento humano a la luz de la fe. La instancia, propiciada gracias al programa de Bienestar y Salud Mental de Santo Tomás, específicamente por su sección Apoyo Espiritual, fue liderada por el P. Carlos Bolelli, Capellán de sede La Serena y contó con la activa participación de unas 40 personas entre docentes, académicos, alumnos y colaboradores a lo largo del país.

La jornada, desarrollada en modalidad virtual, comenzó con una oración inicial para dar lugar a la experiencia personal de los asistentes, quienes narraron sus vivencias relacionadas con la pandemia, enfermedades, pérdidas de empleo y muertes, conversación que fue ascendiendo hasta “reflexionar sobre el sufrimiento por amor de Cristo como Redentor y a la capacidad de unir los nuestros a los suyos con una dimensión redentora”, enfatiza Esther Gómez, Directora Nacional de Formación e Identidad.

Por su parte, Paola Escobar, docente de sede Iquique, aseguró respecto de la charla que “agradezco a la Institución por tener estos espacios de reflexión, especialmente como lo abordó el Padre Carlos al hablar del sufrimiento. Siento que cuando somos capaces de entender este tema a luz de la fe podemos comprender que somos personas frágiles, en donde la gracia de Dios nos puede ayudar a superar el sufrimiento y darle un sentido de esperanza a nuestra vida”.

En esa misma línea destacó que “desde mi experiencia, sé que el sufrimiento es natural, por nuestra condición humana y enfrentarlo en la propia vida es algo que se debe asumir, por eso entiendo que es importante poder madurarlo, ya qué unidos a Jesús, él le puede dar sentido a nuestra experiencia de dolor, convirtiendo nuestras heridas en una ocasión para poder madurar en el amor. Por lo tanto, cuando asumimos nuestra propia cruz con la de Cristo, estoy colaborando de alguna manera en la acción salvífica de Dios, y esto me enseña que la fe es una luz que ilumina en la hora de la prueba, en medio del sufrimiento y en la debilidad”.

Asimismo, Carmen Arias, Directora de Personas de Santo Tomás, manifestó que “el sufrimiento colectivo nos lleva a ejercitar algo muy importante que es la compasión, el sentir el sufrimiento de otro que está aún más afectado que nosotros mismos. En eso nos conectamos directamente con Jesús, quien nos dio muchos ejemplos; su compasión era tal que realizó muchos milagros para aliviar el sufrimiento de las personas. En estos tiempos difíciles siempre podemos sensibilizarnos con las penurias de otras personas y hacer algo que les pueda servir para aliviarlo, partiendo por la demostración de amor que esto significa y que siempre hace bien recibir”, sostuvo.

Bárbara, estudiante de Enfermería de Talca, también compartió su experiencia tras asistir a esta instancia reflexiva. “La charla de Dios y el sentido del sufrimiento fue muy buena debido a que se contempló cómo ha ido cambiando la mirada del sufrimiento a lo largo de los años y en especial ahora, que esta sociedad cada vez es menos creyente y con especial énfasis en lo que estamos viviendo este año. El sufrimiento es algo que todas las personas vivimos, pero no del mismo modo. Me encantaron las citas bíblicas citadas y en especial la carta apostólica de Juan Pablo II -sobre el sentido el sufrimiento-, pues su reflexión da luces sobre este tema debido a que el sufrimiento genera constantes dudas sobre el porqué me sucede esto a mí”, dijo.

Agregó que “otra parte importante es el libro de Job ya que busca respuesta sobre el sentido del sufrimiento y a pesar de que Job logró tener todo y después pasar a no tener nada, logra comprender que lo más importante es el amor divino. Por último, me hizo comprender cómo ser resiliente, en especial mirando a Cristo, que se acercó al mundo del sufrimiento porque lo asumió en todas sus formas, hasta la muerte para alcanzar la salvación del hombre”.

Para acceder al registro de esta charla haga clic en el siguiente link.