Los alumnos de Analista Programador concluyeron uno de los ramos de su carrera mostrando a la comunidad tomasina sus trabajos realizados en el semestre.

Una exposición de proyectos IOT, Internet de las Cosas, fue realizada por estudiantes de segundo año de Analista Programador del IP Santo Tomás sede Ovalle, quienes mostraron el resultado de un semestre de estudio en esta área de la informática que busca generar una red de objetos físicos (cosas) que llevan sensores integrados, software y otras tecnologías con el fin de conectar e intercambiar datos con otros dispositivos y sistemas a través de Internet.

Según el docente a cargo de  la asignatura IOT, Luis Ponce, “la idea de este trabajo era plasmar lo que se hizo durante el semestre, para que las personas pudieran ver  lo que se hace,  y otros muchachos se puedan interesar en lo que puede lograr un analista programador”.

La exposición era parte de la evaluación final del ramo, ya que los estudiantes debían concretar un proyecto trabajado durante el segundo semestre.

De acuerdo a la valoración del profesor Ponce, “algunos alumnos lograron los objetivos y algunos me sorprendieron.  Vi alumnos que en el desarrollo normal de las clases sí mostraban interés, pero me sorprendieron porque trajeron algo muy creativo, con bastante tecnología que no habíamos visto antes”.

Ideas innovadoras

Para la realización de sus proyectos los estudiantes tuvieron que investigar y buscar información que complementara lo aprendido en clases. Si bien algunos decidieron replicar ideas realizadas anteriormente, algunos apostaron por generar algo nuevo.

Ese fue el caso de Joaquín Pizarro y Alejandra Salfate, quienes implementaron un dispensador de alimentos para mascotas, que distribuye una cantidad de alimento cada cierto intervalo de tiempo.

Joaquín Pizarro,  explicó que su dispensador “funciona mediante un temporizador, para la demostración funciona cada 10 segundos,  pero  se puede modificar de acuerdo a la necesidad del cliente, puede ser por hora o cada cierto tiempo”.

En tanto, Alejandra Salfate, comentó que “para este ejemplo usamos un motor que es el más  básico, hay unos más potentes que soportan más comida. Además, se pueden poner más complementos, para que el animal interactúe con el dispensador. Ambos tenemos mascotas y nos gustan los animales, por eso pensamos en esta idea”.

En cuanto a lo innovadora de la idea, Alejandra señaló que:

“Ejecutarla no fue complicado porque a lo largo de los 2 años nos han enseñado y vamos con más complementos  para saber cómo funciona todo, es una experiencia muy buena.  Es una idea que hemos estado pensando en que es un prototipo para un emprendimiento, porque mucha gente se nos acercó a decirnos  cuánto costaba”.

Otros estudiantes realizaron como proyecto, códigos para el funcionamiento de luces led en serie, como las de los semáforos, un juego de pin-pon electrónico, un radar, vehículos con sensores de proximidad.

Iván Araya y Pablo Rivera se concentraron en ejecutar el juego de pin pon electrónico y lo lograron gracias a que buscaron “información y tutoriales de Arduino. Nos gustó la idea pero igual estuvo complejo, el código nos costó un poco, pero el armado siempre es  más fácil”. A esto los jóvenes agregaron que esta forma de aprender “es más entretenida, más llamativa y no hace interesarnos por hacer más cosas de este tipo”.

Otro de los expositores fue Esteban Elorza, quien junto a otro compañero realizaron un radar. El estudiante dijo que su proyecto consistía en un equipo que “lanza ondas ultrasónicas que rebotan con el objeto que está al frente, y cuando rebotan aparecen de color rojo en la pantalla, gracias al sensor de proximidad, qué es el que hace la mayor parte del trabajo. En teoría es lo mismo que tienen los submarinos, los aviones, pero a menor escala”.

Por último, Elorza señaló que para realizar su proyecto tenían “lo que nos enseña el profe, pero también debíamos  usar nuestro propio conocimiento e investigar por nuestra parte. Estamos satisfechos al ver que lo  que nos propusimos funciona, aunque obviamente se puede mejorar en ciertos aspectos”.