La carrera Técnico en Enfermería Mención Terapias Complementarias, impartida por el CFT Santo Tomás, mezcla lo mejor de dos mundos: la medicina tradicional y las terapias complementarias.

La carrera, que dura 5 semestres, tiene un primer año de formación en enfermería básica aplicada; el mismo que comparten con Técnico en Enfermería de Nivel Superior.

“En su primer año ven procesos fisiológicos del ser humano, en médico quirúrgico ven patologías, conocen la red de salud para saber cómo desenvolverse en ella, ya que al titularse como Técnico en Enfermería de Nivel Superior Mención Terapias Complementarias, pueden trabajar en la red pública y privada”, explica la jefe de carrera Maryori Herrera.

Como TENS mención Terapias Complementarias no sólo pueden sumarse al equipo de salud tradicional, sino también pueden ingresar a Cesfam que han habilitado box de atención para terapeutas naturales.

Atributos diferenciadores

A partir del segundo año, la malla curricular se especializa en Terapias Complementarias, dando paso a conocimientos en Biomagnetismo, Masoterapia, Reiki, Auriculoterapia, Reflexología en manos y pies y fitoterapia.

“Durante su segundo año además reciben las certificaciones en Reiki con enfoque en el dolor y en reflexo-masoterapia, lo que les permite desenvolverse de manera independiente”, afirma la docente.

¿Por qué Reiki con enfoque en el dolor? La jefe de carrera explica que esta certificación obedece al enfoque en cuidados paliativos, ya que “tenemos una enfermería basada en el dolor, para reducir la agonía del paciente, por eso la especialización de esta terapia”.

Dada su formación y certificaciones, este profesional puede integrarse a equipos de salud, pesquisando alteraciones de salud en sus pacientes, antes de ofrecer terapias.

“Si, por ejemplo, atiende un paciente hipertenso o diabético que indica síntomas de cansancio o agotamiento, el Tens mención Terapias Complementarias podría identificar si se trata de una descompensación producto de sus patologías, ya que antes de atenderlo habrá realizado un chequeo de signos vitales y glicemia, pudiendo derivar al paciente a sus controles y aplicando la terapia que corresponda, ya que los síntomas, sin la información completa, podrían haber hecho pensar sólo en estrés”, explica Maryori Herrera.

Finalmente, la jefe de carrera destaca que dentro de los atributos diferenciadores de esta carrera están “la mezcla de conocimientos de enfermería y terapias de los estudiantes, ya que no sólo ven signos físicos o clínicos, sino también la parte emocional, trabajando la sintomatología del paciente y la parte emocional que pudiese estar contribuyendo a acrecentar la enfermedad”.

“Los TENS mención Terapias Complementarias tienen un sello especial, en la relación con sus pacientes, porque es muy humanizado, forman relaciones más cercanas con ellos en la medida que se involucran en los procesos del paciente, más allá del plano clínico”, enfatiza.