Rectora Nacional UST, María Olivia Recart, en cuenta anual

“Nuestras metas son ambiciosas y en pos de ellas hemos realizado un trabajo incansable, del cual debemos sentirnos orgullosos”

 Bajo el lema “Juntos podemos más”, la Rectora Nacional de la UST, María Olivia Recart, destacó los logros alcanzados por la Institución durante 2019, junto con la adopción oportuna de medidas para asegurar la continuidad del proceso formativo de los estudiantes en el escenario actual.

El martes 2 de junio, los rectores nacionales de las Instituciones Santo Tomás: Universidad, Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica, presentaron a través de la Plataforma Teams, los principales avances y desafíos de cada una de ellas en la Cuenta Anual 2019.

Al inicio del evento, en su bendición el Padre José García Patiño, homologó la experiencia que ha enfrentado Santo Tomás en medio de la pandemia del coronavirus, con el relato sobre lo que ocurría cuando los aviones se acercaban a la barrera del sonido. “Ante el movimiento violento, los aviadores frenaban. Sin embargo, uno de los pilotos, en iguales circunstancias, en vez de frenar, aceleró con lo que quería demostrar a sus compañeros, que, aunque la aeronave se desestabilizara, se moviera fuerte, la barrera se lograría atravesar. Y así fue”. El religioso señaló que al igual que en esta historia, las autoridades de Santo Tomás “han sabido, pese a los problemas y dificultades, dirigir con inteligencia, orden y disciplina, el avión de esta grandiosa institución, no para superar la barrera del sonido, sino para evadir las turbulencias que podían llevar a la institución a situaciones insospechadas”.

El Padre José García agregó que “con toda razón Einstein decía que hay una fuerza superior a la del vapor, a la de la electricidad y la atómica, esa es la fuerza de la voluntad humana” la que, en sus palabras, es la que han expresado las autoridades de Santo Tomás frente a esta coyuntura excepcional.

“Mientras más oscura es la noche, más brillan las estrellas”, destacó al tiempo que deseó que “a cada uno que forma parte de esta comunidad, le acompañe la alegría, porque sin alegría no se puede vivir”, sin que eso signifique, puntualizó, apartarse de los problemas y los sufrimientos “sino por el contrario, saber aportar a las personas desesperanzadas y sufrientes, los valores de la esperanza y la fortaleza”.

El Padre José García entregó finalizó entregando las condolencias a los familiares de quienes han sido víctimas de esta pandemia “dura y cruel”.

Reconocimiento a una rápida adaptación

Ante más de 800 personas conectadas virtualmente, la actividad contó con la participación del subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, quien expuso sobre los desafíos de la educación superior 2020 al inicio de la jornada.

El Subsecretario inició su presentación “Los desafíos de la Educación Superior 2020” reconociendo el trabajo realizado en los últimos meses por Santo Tomás, dada la rápida adaptación de sus clases presenciales al esquema virtual.

“No es menor pasar, prácticamente de la noche a la mañana, de una formación que estaba pensada para ser impartida de manera presencial a hacerla de manera virtual con todo lo que implica en términos de la formación de los profesores y también del necesario acostumbramiento por parte de los estudiantes”.

En este contexto, el Subsecretario señaló cinco desafíos para el Sistema de Educación Superior, puntualizando que, si bien cobran mayor relevancia en el escenario actual, estos son permanentes. El primero dice relación a los efectos en la matrícula de educación superior dado los acontecimientos sociales y sanitarios de los últimos meses. El segundo, agregó, se vincula con aprovechar los beneficios de las tecnologías a fin de incorporarlas a los procesos educativos para fortalecer el proceso formativo de los estudiantes.

Por otro lado, la autoridad de Gobierno puso de relieve el desafío de la acreditación institucional para el sistema de educación superior ante las nuevas exigencias, estándares y criterios, haciendo referencia a los próximos procesos a los que enfrentarán el Instituto Profesional la Universidad Santo Tomás. “Esto constituye un desafío, pero también es una oportunidad de mostrar qué es Santo Tomás y que permite formar de buena manera a sus estudiantes”.

A su vez, el Subsecretario destacó el reto de formar a los estudiantes con los aprendizajes necesarios para su desarrollo profesional y técnico, sin dejar de lado el potenciar también su capacidad para adaptarse a los cambios y a escenarios inciertos, junto con la necesidad de continuar trabajando mancomunadamente con las empresas, con el objetivo de conocer sus requerimientos y aportar a la empleabilidad del país.

Despliegue de capacidades

La Rectora Nacional de la UST, María Olivia Recart, inició sus palabras con una reflexión acerca de lo vivido en estos meses. “En un abrir y cerrar de ojos, cambió el mundo y el país y nos hemos visto obligados a adaptar nuestras rutinas, sin saber muy bien qué hacer ni hacia donde mirar. Son tiempos extraños, donde la angustia y la incertidumbre se han hecho presentes y, como nunca antes, hemos tomado conciencia de nuestra fragilidad”. No obstante, enfatizó que

“hoy nos encontramos desplegando todas nuestras capacidades para dar continuidad al proceso formativo de nuestros estudiantes, adoptando oportunamente las medidas para asegurar la entrega del servicio educacional, a la vez que resguardamos la salud de todos quienes forman parte de nuestra comunidad”.

En esa línea, la Rectora recordó que se implementó Teams y las Aulas Virtuales “para garantizar a nuestros estudiantes la educación de calidad que les hemos prometido”. Paralelamente, agregó, “hemos tenido que hacer modificaciones a nuestro calendario académico, buscando dar respuesta al desarrollo de las actividades teóricas y prácticas que deben ser realizadas en las distintas asignaturas, así como los ajustes de las planificaciones didácticas”.

En este periodo, precisó, “nuestros estudiantes han participado en 1 millón 200 mil reuniones a través de Microsoft Teams a nivel nacional, con un promedio de 50 reuniones por estudiante”. Por otra parte, para mitigar el impacto en los alumnos y permitirles continuar estudiando en esta nueva modalidad, la Rectora Nacional destacó la entrega de 5.570 Becas de Conectividad a estudiantes que tenían dificultades para acceder a sus clases a distancia.

Entre los aspectos destacados en 2019, María Olivia Recart recordó que, junto con el resto de las instituciones, Santo Tomás se unió al acuerdo “Hacia la Equidad de Género en órganos directivos de la Educación Superior”, impulsado por el Ministerio de Educación. Asimismo, mediante una amplia consulta a toda la comunidad educativa, se definió el PEI “con el claro propósito de llevar a la Universidad a una nueva etapa de desarrollo”.

Un logro muy destacado en materia de aseguramiento de la calidad, subrayó, fue la acreditación de la carrera de Pedagogía en Educación Física por un período de cuatro años por parte de la CNA, “lo que reafirma su compromiso con la formación de profesores”.

“Nuestras metas son ambiciosas y en pos de ellas hemos realizado un trabajo incansable, del cual debemos sentirnos orgullosos. Hoy estamos empeñados en alcanzar una posición de liderazgo en docencia de pregrado, perfeccionando nuestras prácticas docentes y los sistemas de apoyo a nuestros estudiantes para fortalecer nuestro proyecto institucional”.

Investigación, Vinculación con el medio y presencia internacional

En materia de investigación, sostuvo la Rectora Nacional, “podemos mostrar progresos sistemáticos y, destaco el proyecto Fondecyt Postdoctoral que se adjudicó el Centro de Investigación Aplicada e Innovación CIELO; el proyecto Fondef de la Facultad de Ciencias, y la participación que tuvo el director del Centro CIICC en la Cop 25, solo por mencionar algunos”.

Recart sostuvo que “como parte de nuestro Sello, buscamos contribuir al desarrollo y a la transformación del país, a través de una política efectiva y trascendente de Vinculación con el Medio, aportando soluciones colectivas a necesidades reales que impacten positivamente en la calidad de vida de los grupos más vulnerables y que, a la vez, enriquezcan la formación de nuestros alumnos”.

En el ámbito internacional, la Rectora Nacional destacó que la UST es la primera universidad de Latinoamérica en contar con un Instituto Confucio y mantiene convenios de intercambio con 112 casas de estudio de 26 países y es una de las fundadoras del Consejo Internacional de Universidades en el Espíritu de Santo Tomás de Aquino, ICUSTA.

En lo que respecta a la vida estudiantil, María Olivia Recart, destacó que en 2019 se organizaron distintas actividades para incentivar la participación de los alumnos en los Trabajos Voluntarios de Verano e Invierno, además de las Escuelas de Líderes regionales.

En tanto, en el contexto de las movilizaciones sociales, recordó que “nuestros estudiantes también participaron entregando su visión para construir un país más justo”, en la organización de cabildos “Tú puedes construir la salud para un nuevo Chile”, liderados por la Facultad de Salud; de la Facultad de Derecho con conversatorios sobre la nueva Constitución y alumnos de Economía y Negocios, que debatieron sobre pensiones y el impacto de la transformación digital en las empresas y los empleos del futuro.

“En estos momentos que estamos viviendo, debemos apoyarnos y confiar en nuestras capacidades, fortalezas y resiliencia. Estoy convencida de que saldremos fortalecidos como institución y comunidad, con un Proyecto Educativo que seguirá en pie y un sello valórico que nos guiará para contribuir con soluciones para los momentos que vivimos. Somos una institución que tiene mucho que aportar y, sin ninguna duda, seguiremos en ese camino”.