El exalumno de Técnico en Deportes de la Sede Santiago Centro entregó detalles de su paso por la institución y cómo esta le ayudó a abrirse camino en el ámbito profesional.

Con solo 21 años, Matías Carcelades puede afirmar que no solo finalizó de manera exitosa su paso por la educación superior, sino que realiza un trabajo que lo apasiona: el deporte.

A su corta edad, el ex alumno de Técnico en Deportes de Santo Tomás Santiago Centro se desempeña como Encargado del programa Joven de la comuna de Macul, lo que en parte fue gracias al buen desempeño de su práctica profesional, realizada en el Departamento de Deportes en la misma comuna.

Esfuerzo que rinde frutos

Sobre las actividades que debió cumplir durante su proceso de práctica profesional en 2018, Matías indicó que: “Fue un proceso largo en el cual debía cumplir 400 horas cronológicas. Primero, me tocó participar en los talleres de verano dirigidos a los niños de la comuna y luego estar a cargo del gimnasio comunitario, presenciar talleres deportivos y también participar en la gestión y realización de los eventos que se realizaban”, explicó.

Además, puntualizó que “si bien fueron diferentes actividades, destaco que el equipo de Deportes nunca me dejó solo, siempre estuvieron acompañándome y guiando por el camino correcto”.

Posterior a esto, Matías comenzó a realizar clases en diferentes talleres que iban dirigidos a los adultos mayores, lo que le sirvió para conocer a la comunidad y continuar creciendo profesionalmente.

“Todos los aprendizajes adquiridos resultaron claves para poder desempeñarme de la mejor manera en mi práctica profesional ya que supe cómo aplicar mi trabajo en diferentes áreas durante el proceso y transmitirlo mediante la realización de clases en las que apliqué todo el conocimiento adquirido”, recalcó.

Todo este esfuerzo no solo rindió frutos educacionales, sino que con el tiempo se tradujeron en una oportunidad laboral: “Hoy me desempeño como Encargado del Programa Joven que depende del Departamento de Programas Sociales del municipio. En este cargo estoy hace poco tiempo, desde el 2 de septiembre del presente año para ser más exacto. Antes de llegar acá estuve trabajando un año y medio en el Departamento de Deportes realizando clases en diferentes unidades vecinales y eso también me sirvió para seguir conociendo la comuna y a sus vecinos”.

Trabajo en tiempos de pandemia

“Con la pandemia mis labores en el municipio cambiaron rotundamente, ya que obviamente las clases no las podíamos realizar de manera presencial, así que se adaptó para que se hicieran virtuales a través de Facebook Live. También me tocó asistir a las ferias libres de la comuna para promover el lavado frecuente de manos, pero la labor que realicé por más tiempo fue la entrega de cajas de mercadería, liderando un grupo de funcionarios municipales y voluntarios”.

Labor ardua que va de la mano con sus metas, ya que a futuro quiere seguir especializándose en la disciplina deportiva. “Me gustaría estudiar Pedagogía en Educación Física, ya que encuentro que es una carrera que está ligada a la de Técnico en Deportes y es un objetivo que me puse cuando estaba estudiando”.

Generaciones futuras

Este joven oriundo de la comuna de Puente Alto, fue parte de la primera generación que ingresó a la carrera de Técnico en Deportes en el año 2017.

Consultado sobre que lo motivó a estudiar esta carrera indicó: ” me gustó el hecho de que la carrera tenía una variedad de asignaturas prácticas y que las clases eran en su totalidad en el Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO), además tenía buena referencia de la institución y de la sede en sí ya que mi tía se tituló también en Santo Tomás de la carrera Ingeniería en Comercio Exterior”.

En relación a qué llamado o consejo le entregaría a los jóvenes que están en búsqueda de una carrera para ingresar a la educación superior, el tomasino acotó: “aunque suene un poco cliché, decirles que estudien lo que realmente les interesa. No hay nada que te deje más tranquilo y feliz que hacer lo que a uno le gusta. Como técnico deportivo el mensaje que les entregaría, es que esta carrera te enseña mucho, la calidad de profesores e infraestructura es muy buena y lo mejor de todo es que es muy práctica”.

Finalmente, con respecto a su paso por la institución, Matías destacó el apoyo que tuvo de parte de sus profesores y directivos de carrera, quienes lo impulsaron a lograr sus objetivos.

“Santo Tomás me hizo crecer como persona, ser más valiente en muchas situaciones y saber afrontar problemas rutinarios, además de ayudarme a conocer más personas, crear lazos y redes que aún mantengo. Es más, siento que hasta el día de hoy no me han dejado solo, ya que sigo teniendo comunicación con Janett Bustos Martínez que fue mi jefa de carrera, y son acciones que me han servido en mi vida personal y profesional”.

“Definitivamente escogería nuevamente a esta institución, simplemente porque me gustó  su infraestructura, la preocupación que ejercen hacia los alumnos, la calidad de los profesores y por sobre todo elegiría esta casa de estudios por las herramientas que entrega a los alumnos para poder ingresar al mundo laboral”, cerró.