El objetivo es asegurar la continuidad del proceso formativo de los futuros estudiantes de la salud.

En 2019 la Facultad de Salud de la Universidad Santo Tomás logró la implementación y puesta en marcha completa de sus 13 Centros de Simulación Clínica desplazados a lo largo del país, reconocida y valorada metodología de aprendizaje que es capaz de otorgar experiencias análogas para que los estudiantes trabajen en un ambiente de atención de salud similar al real en condiciones seguras. De hecho, las carreras de Salud tienen definidas en sus planes de estudio horas académicas de trabajo presencial con uso de la metodología en 46 asignaturas de las carreras de Enfermería, Nutrición y Dietética, Kinesiología, Fonoaudiología, Terapia Ocupacional y Tecnología Médica, cuya implementación ha ocurrido de forma escalonada desde 2016, en la medida que van avanzando las cohortes de estudiantes en sus planes de estudio, lo cual se completará en un 100% el año 2021.

Hoy, dada la emergencia sanitaria producto de la propagación del Covid-19, la institución trabaja en un gran desafío: adaptar talleres que se imparten en los Centros de Simulación Clínica a plataformas virtuales “sin dañar el proceso de aprendizaje de nuestros estudiantes para, así, asegurar la continuidad del proceso formativo de los alumnos del Área de la Salud y cumplimientos de los resultados de aprendizaje definidos en cada taller”, destaca Paulina Espoz, Coordinadora Nacional de Simulación Clínica de la UST.

La académica enfatiza que “ha sido un proceso muy desafiante” el que han desarrollado en mancomunión con cada Director Nacional de la Escuela de Salud de Santo Tomás, equipos docentes y directivos de cada Sede, puesto que se ha debido revisar, uno por uno, los talleres que debían impartirse este semestre para identificar cuáles de ellos pueden mantener los resultados de aprendizaje aun cuando se lleven a un plano virtual. Cabe señalar que los nuevos escenarios online al servicio de los aprendizajes en materia de salud, fueron planificados y desarrollados en base a la evidencia internacional.

“Luego, el equipo de Simulación Clínica visitó plataformas interactivas que liberaron distintas organizaciones y Sociedades de Simulación en el mundo.

Lo que hicimos fue buscar plataformas 3D, videos interactivos, didácticas con metodologías lúdicas con el objetivo de que sean lo más interactivo posible para favorecer el aprendizaje de los estudiantes. Así, el profesor realiza la actividad docente invitando al alumno a reflexionar y pensar respecto de la actividad impartida”, afirmó Espoz.

A juicio de la Coordinadora Nacional de Simulación Clínica, “un tercio de los talleres, tal vez un poco más, ya están disponibles en plataformas virtuales. La meta es llevar al menos un 50% del total de talleres a esta modalidad on line”, dijo. En estricto rigor, Santo Tomás ya cuenta con 40 talleres reconvertidos al plano virtual y se espera que con correr de los días se incorporen otros 30.

Todos los escenarios

Sin embargo, al tratarse de una disciplina emitentemente práctica, es complejo llevar todos los talleres de Simulación Clínica a un plano de virtualidad. Entonces, ¿qué pasará con aquellos cursos que deben realizarse sí o sí de forma presencial?

“Están planificados dentro del Calendario Académico definido por la Universidad todos los escenarios. Nosotros programamos que en un lapso de 8 semanas -una vez que se pueda retornar a la presencialidad- se realicen todos los talleres que no pueden ser llevados al plano online. Esto significará que el Centro de Simulación Clínica va a estar ocupado en un 90% de capacidad durante 8 semanas”, sentenció la académica.