Los jóvenes participaron en un conversatorio formativo reflexivo que los llevó a replantearse cuál es su rol en el contexto actual de nuestro país.

El Colegio de Asistentes Sociales del Limarí, en conjunto con las carreras del Área Social del IP-CFT Santo Tomás, sede Ovalle, realizó un conversatorio dirigido a estudiantes con el propósito de que reflexionaran sobre su quehacer profesional en el nuevo contexto social que vive el país y con miras a la posibilidad de que se redacte una nueva Constitución.

La instancia denominada “Repensando nuestro quehacer profesional; generando aportes desde el Trabajo Social, hacia la Nueva Constitución” contó con la participación de alumnos de Servicio Social y Técnico en Trabajo Social de la casa de estudios ovallina, quienes a través de conversaciones grupales analizaron las motivaciones para estudiar sus carreras y cuál es el rol que deberán cumplir como futuros profesionales.

Durante el convesatorio los jóvenes entregaron sus opiniones con respecto a cómo se han sentido con el movimiento social, cuál es el rol que deben tener como profesionales en la actual realidad de la comuna, qué acciones pueden llevar a cabo y cuál es el rol que deberían tener los asistentes sociales en el proceso de elaborar una nueva Constitución.

En este aspecto Johanka Véliz,  estudiante de Servicio Social comentó que “esta instancia es una oportunidad para compartir y conocer el pensamiento de nuestros colegas como Técnicos y Trabajadores sociales,  hay una sensación de protagonismo, de responsabilidad y nos invitan a ser parte del cambio en el proceso que estamos viviendo”.

En tanto, Nataniel  Varas Cofré, Trabajador Social y jefe de la carrera Servicio Social  señaló que la finalidad de esta actividad es “que se pueda analizar  en profundidad, primero que todo, porque estudiar Servicio Social y la implicancia que tiene  el rol  del asistente social en el nuevo cambio de la constitución”.

El docente agregó que esto les permite a los estudiantes descubrir si frente a “esta eclosión social somos profesionales activos o pasivos, cuáles son los sentimientos que nos mueven y cómo nos representa este movimiento a nosotros, además de escuchar las sensaciones que tienen los estudiantes, cómo están vivenciando, en su proceso de formación, este estallido social”.

En esta misma línea, Johanka Véliz dijo que “esto nos da la oportunidad de hacernos una autocrítica, si estamos llevando  a la práctica el concepto de trabajo social, debemos reflexionar interiormente sobre qué rol estamos asumiendo en la crisis que vive el país, sabemos que la desigualdad viene desde hace mucho tiempo, los trabajadores sociales son  agentes de cambio porque trabajamos con la gente y conocemos sus problemas y que mejor que nosotros para poder interpretar lo que está pidiendo la ciudadanía”.

Nueva Constitución

Los estudiantes también debatieron sobre la posibilidad de que en nuestro país se elabore una nueva Constitución y el rol que deben tener en este proceso.

Desde la mirada de Nataniel Varas, “los estudiantes están  tremendamente informados acerca de lo que está pasando en nuestro país, muchas veces pensamos que los jóvenes salen a la plaza a marchar por moda o por pasarla bien un rato”, sin embargo, el profesional asegura que los alumnos “manejan la constitución, conceptos como desigualdad social, cuál es el rol del Estado  y los entes privados. Están muy entusiasmados con esta participación  y creo que también se logra formar un sentido de pertenencia importante en ellos, como futuros  asistentes sociales”.

Por último, Johanka Véliz dijo que como Técnicos en Trabajo Social y estudiantes su “primer rol es educar, porque sabemos que la ciudadanía está desinformada o no tiene claro los conceptos y debemos potenciar que este cambio lo generemos todos”.