El aparato posee componentes electrónicos que permiten regular de manera automática el flujo del aire a través de parámetros medidos con sensores como las pulsaciones y concentración de oxígeno. “Ante la contingencia nos preguntamos en qué podíamos ayudar o contribuir para que nuestro país tenga las menores consecuencias por el coronavirus”, señaló Andrés Mayorga, director del área de Ingeniería y quien guio a los estudiantes en el desarrollo del prototipo.

Ante la contingencia de la pandemia del Covid-19, el llamado por parte de las autoridades de salud del país fue para las empresas e instituciones de educación superior públicas y privadas a contribuir en el desarrollo de ventiladores mecánicos tras la liberación de patente de ventilador artificial del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

“Me comuniqué con el equipo de robótica y me dijeron que sí era posible desarrollarlo y, desde ese momento, nos pusimos a trabajar en el diseño de este prototipo de respirador artificial”, relató Andrés Mayorga director del área de Ingeniería del IP Santo Tomás Iquique.

Es así como, junto a sus docentes y con el apoyo del comité médico del Rotary Club Iquique, estudiantes de primer y tercer año de Ingeniería en Automatización y Control Industrial e Ingeniería en Electricidad y Electrónica Industrial, trabajaron en la elaboración de un prototipo de ventilador mecánico ante un eventual requerimiento por Covid-19.

La ejecución

El aparato, que fue ejecutado con la colaboración de la empresa Electrotec, posee componentes electrónicos que permiten regular de manera automática el flujo del aire a través de parámetros medidos con sensores como las pulsaciones y concentración de oxígeno.

“Estos sistemas son tan automáticos que tienen que ir midiendo parámetros físicos del paciente para ir regulando de forma automática el flujo de aire que ingresa, de tal manera que la electrónica juega un rol importante en la utilización de sensores (…) queremos tener la capacidad de que este dispositivo tenga una velocidad y frecuencia constante y que aparte de todo el programa de sistema electrónico, lea las pulsaciones de las personas y concentración de oxígeno en la sangre, de tal manera que todo eso se conecte y permita proporcionar el oxígeno que necesite el paciente”, explicó Mayorga.

Desarrollo de competencias

Con respecto a la formación de los estudiantes y los beneficios de esta experiencia en pro del desarrollo de habilidades para su futuro profesional y laboral, el director del área manifestó que “este proyecto valida el perfil de egreso de nuestros alumnos, pueden abordar situaciones y resolver problemas aplicando competencias técnicas propias del área y las relacionadas con la adaptación, comunicación, colaboración eficiente con el equipo de trabajo y el compromiso personal y grupal. Además, son capaces de diseñar soluciones integrando nuevas tecnologías”.

Ver video de prototipo