El docente e instructor de primeros auxilios avanzados para zonas remotas, detalló las medidas que debe adoptar un guía de turismo para cumplir con las normativas que rigen a nivel nacional, esto en el marco del conversatorio organizado por la carrera Turismo Aventura del IP-CFT Sede Santiago Centro.

El pasado lunes 10 de agosto, el Área de Deportes del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica Santo Tomás Sede Santiago Centro, a través de la carrera Turismo Aventura realizó el webinar “Importancia de la gestión de riesgos y primeros auxilios en el Guía de Turismo Aventura en Chile”.

Actividad que contó con la exposición de Eric Ravest, docente y técnico en emergencias médicas e instructor de primeros auxilios avanzados para zonas remotas.

En la oportunidad, el profesional se refirió a la importancia que reviste generar conciencia crítica en operadores turísticos, estudiantes y guías de turismo, respecto a la gestión preventiva y adecuada de los riesgos y peligros que la rodean.

Todo esto en el marco de las buenas prácticas promovidas por los organismos reguladores y que se ha materializado mediante diversas normativas y decretos que buscan regular dicha actividad en cuanto a sello de calidad y estándares de seguridad.

Normativa vigente

“A nivel nacional, la funcionalidad del turismo es relevante, lo que nos lleva a exigir la generación de más políticas públicas que mejoren estos procesos y en base a esto, llegar a ser parte del Producto Interno Bruto del país”, explicó.

Proceso que según relató “se tradujo en la implementación de la Ley 20.423 mediante la cual se busca el desarrollo y la promoción de la actividad turística en Chile como un modelo económico, basados en la variedad de recursos naturales existentes y la geografía del territorio nacional”.

Acción que debe ir acompañada de certificaciones por parte de quienes se dedican a realizar este tipo de servicios, mediante el establecimiento de requisitos relacionados a equipamiento, especialización del guía, entre otros y que puede variar dependiendo de la zona del país en que se realice la actividad.

Sello de calidad

Uno de los aspectos principales que debe manejar un guía de turismo son los primeros auxilios. Al respecto, Ravest indicó que “si queremos entregar un servicio de calidad y seguridad, debemos someternos a un proceso de certificación que acredite nuestras competencias y el sello de calidad turística que finalmente nos brinda Sernatur”.

No obstante, aclaró que resulta más esencial “generar un grado de conciencia crítica principalmente en aquellas personas que están trabajando como guías turísticos, independientemente de a quien se le preste el servicio, gestionando siempre la seguridad del grupo a cargo y evitar la accidentabilidad”.

Agregó que “debe saber gestionar y aplicar procedimientos de primeros auxilios. Esto, con el propósito de anticiparnos a situaciones que pudiesen ocurrir. Es acá donde toman mayor relevancia las normas vigentes, fomentando el turismo de manera segura con estándares y mejoras constantes que les permitan avanzar en los servicios entregados”.

Gestión de riesgos

Saber evaluar los riesgos asociados es otro elemento que no puede estar ausente del programa de trabajo de un guía turístico, el que debe ser complementado con una serie de indicaciones.

Acotó que “el guía debe saber siempre dónde ir, así como también contar con un plan de acción ante situaciones de emergencia que debe ser manejado a cabalidad por todas las personas responsables de llevar a cabo la actividad. En este punto toma relevancia el análisis de la gestión de riesgos, la que tiene directa relación con la capacidad y potestad que tenga para detener o suspender una actividad en caso de ser necesario”.

“En definitiva, cada persona desarrolla su competencia laboral en base al valor agregado de un guía competente, donde destaca la articulación intencionada de conocimientos, habilidad y aptitudes, permitiéndole diferenciarse rápidamente de la competencia”, concluyó.

Cabe mencionar que el conversatorio contó además con la moderación del jefe de carrera Rodrigo Olate y la coordinadora Evelyn Pino.