Diario El Día:

CORFO y UST potencian a productores de comunas rezagadas de la región

El programa de Difusión Tecnológica ‘Innovación y desarrollo de productos agroalimentarios de las zonas de rezago de la Región de Coquimbo’, que ejecuta Universidad Santo Tomás con apoyo de Innova Chile de CORFO, ha sido valorado de manera positiva por los futuros usuarios.

Los beneficiarios atendidos del proyecto son pequeños productores de procesados del sector agroalimentario de la Región de Coquimbo, específicamente de las comunas del programa de zonas rezagadas: Monte Patria, Canela, Punitaqui y Combarbalá, con los cuales se trabajará en la entrega de conocimiento para dar valor agregado a sus propias materias primas, frutas en conservas, arropes y mieles, cervezas, entre otros. Una de sus usuarias es Mabel Cortés, productora de conservas y deshidratados de la comuna de Monte Patria quien valora el apoyo a su empresa. “Me parece excelente retroalimentarse como productor, conozco la asesoría de la universidad y es una oportunidad que uno agradece mucho porque implica un crecimiento a partir de las ideas que uno tiene para su negocio”.

“En este PDT espero poder crecer en los canales en los que uno está más débil, ya sea la comercialización, porque estoy en una zona muy al interior, pero tenemos muy buenas materias primas y potencial, de muy buena calidad como frutas y verduras, buen clima, el sol que acompaña nuestros procesos que realizamos con energías limpias, entonces nos falta sacar del corazón del campo nuestros productos a los distintos lugares. Con la Universidad Santo Tomás he encontrado un gran apoyo en que toman nuestras ideas y la potencian entregando herramientas para desarrollar más productos’, explica Mabel Cortés.

El Director Regional de Corfo Gregorio Rodríguez, indicó que “tenemos la certeza que, gracias a esta línea de apoyo, y el financiamiento del Gobierno Regional, programas como éste contribuirán a que la empresas regionales tengan acceso más rápido y efectivo a tecnologías de producción, buenas prácticas y técnicas de gestión para lograr mejoras significativas en su competitividad”. Por su parte, Marcelo Chacana, Director Centro de Investigación y Modelación de Negocios, CIMON UST, y director del PDT explicó que “estamos muy contentos de ejecutar este proyecto ya que podremos llegar al corazón del territorio de la producción agroalimentaria de la región de Coquimbo. Sin duda es muy gratificante la gran recepción de los beneficiarios, por el apoyo que les brindará el proyecto y por supuesto que agradecemos la confianza de las autoridades y también de los actores locales al crear esta oportunidad de trabajar colaborativamente en este proyecto”.

Este proyecto apoyará a 50 empresas de las zonas de rezago de la región de Coquimbo, buscando mejorar su competitividad, a través de la innovación y el desarrollo de productos, otorgándole valor a través del mejoramiento de sus procesos productivos y la incorporación de nuevas tecnologías, para la transformación de sus materias primas propias de su sector. Considera también tendencias de consumo, el valor de un buen packaging, que lo visualiza el mercado, como también una buena marca, que transmita tradición, alguna personalidad, y también incorporando la identidad territorial, que es muy fundamental en la oferta de estos nuevos productos.

El Director del PDT finaliza destacando que “como Centro de Investigación y Universidad podemos señalar que estamos muy complacidos, ya que este tipo de proyectos nos permiten cumplir efectivamente con nuestro rol en la región como en el país, que es formar profesionales en entornos reales y vinculados con la región, y también realizar investigación aplicada de los distintos fenómenos que suceden en el territorio, ,resultados que podrán orientar a las futuras tomas de decisiones de nuestras autoridades y empresarios”.

El PDT agroalimentario tendrá una duración de un año y medio y entre sus actividades se encuentran instancias de capacitación y prospección tecnológica de los productores beneficiados.

Ver nota en diario El Día AQUÍ