Yislem Barrientos: “prevenir y no tratar enfermedades en los adultos mayores, es el desafío”

La fonoaudióloga y docente coordinadora del área adulto de la carrera en la Universidad Santo Tomás Concepción, presentó uno de los proyectos que resultó finalista en el concurso de Innovación Social, el cual está enfocado en la prevención de enfermedades cognitivas en adultos mayores.

Motivada y con el objetivo de continuar los alcances de un proyecto de investigación interno ejecutado con anterioridad junto a docentes y estudiantes de la carrera de Fonoaudiología en el 2018, la docente de la Universidad Santo Tomás Concepción decidió postular al concurso de Innovación Social, “Transformar para impactar”.

Yislem explica que trabajó durante 6 años en Atención Primaria de Adultos (APS) y, actualmente, como Coordinadora del área de Adultos, y en estos contextos ha podido constatar que el fonoaudiólogo trabaja con adultos mayores cuando ya se encuentran con una enfermedad diagnosticada o con diversos problemas de salud.

El objetivo del proyecto, recalca, es enfocarse en la prevención y trabajar con personas autovalentes y poder potenciar sus habilidades –tanto físicas como cognitivas-, evitando así un deterioro futuro. “El proyecto con el cual me presenté al concurso de Innovación Social busca que personas mayores de 60 años mantengan e incluso aumenten sus funciones cognitivas, evitando con ello que los usuarios pierdan su autonomía”.

Para ello, la iniciativa contempla un trabajo interdisciplinario junto a profesionales fonoaudiólogos, que contempla terapia cognitiva, y también del área de la kinesiología, que incluye ejercicios de tipo aeróbico, con el cuidado, por supuesto, de evaluaciones previas.

La realidad de los Adultos Mayores en Chile

En nuestro país, las personas mayores corresponden al 16,2% de la población total, quienes deben vivir en un complejo escenario: un 22,1 % viven en situación de pobreza multidimensional, un 35,3% ha sentido que a veces, o a menudo, le falta compañía, más del 50 % no realiza actividad física y percibe la pérdida de autonomía e independencia y, lo más alarmante, 935 adultos mayores se suicidaron entre el 2010 y 2015 en Chile.

Con este escenario, Yislem comenta que “vi la necesidad de ayudar a los adultos mayores, porque el cambio demográfico en nuestro país es evidente, y ante esa situación, en que muchos de ellos están o se sienten solos, tienen problemas de salud y, además, suelen llevar un estilo de vida sedentario, se generan problemas físicos y cognitivos que son los que queremos disminuir”.

Sin embargo, la profesional explica que los adultos mayores que están en un estado óptimo de capacidades cognitivas, pueden potenciarlas e incluso aumentarlas con la ayuda fonoaudiológica y kinésica, disminuyendo de esta manera, el riesgo de padecer una serie de enfermedades.

Postulación al concurso de Innovación Social: Transformar para Impactar

Con todos estos antecedentes, Yislem se animó a postular al concurso de Innovación Social impulsado por Santo Tomás, y hace pocos días se enteró que es una de las finalistas en la categoría de proyectos.

Se trató de un arduo proceso que incluyó varias etapas pero que, sin embargo, resultó muy enriquecedor a nivel personal y profesional. “Fueron varias etapas, entre las que quienes postulamos recibimos una capacitación, también hubo una instancia en que nos reunimos con adultos mayores para conversar acerca del proyecto y, recibir sus opiniones al respecto con el objetivo de mejorar la propuesta. Y finalmente una fase de votación popular”.

Lo que viene ahora, concluye Yislem, es capacitarse para el pitch en Santiago y defender la propuesta, con el objetivo de ganar y poder ejecutar el proyecto.