Fueron convocados expertos en derechos laborales, autoridades regionales, sindicatos de trabajadores y empleadores, además de especialistas en temas kinesiológicos y psicológicos.

El Seminario “Pendientes de Trabajo, Aspectos Psicolaborales y Ergonomía Laboral”, tuvo como principal objetivo contribuir al cumplimiento de los objetivos propuestos por la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, en particular el orientado a desarrollar y promover una cultura preventiva de trastornos psicológicos.

Esta actividad, se enmarcó en el cronograma de actividades del Consejo Tripartito Regional de Usuarios de Antofagasta, organizada por la Dirección del Trabajo, y respaldada por la Escuela de Derecho de Santo Tomás, incorporada al proyecto como consejera.

Manuel Pozo, Coordinador Regional de las Relaciones Laborales en la Dirección del Trabajo, mencionó que “cuando la Escuela de Derecho ingresó al consejo, me proponen una actividad enfocada en los riesgos psicológicos de los empleados; que hoy es un tema que está bien de moda porque ya se está implementando en el país, sin embargo, continúa siendo poco conocido”.

El Seminario, contó con la presencia de dirigentes sindicales miembros de comités paritarios y empresas, que según palabras del Director de la Escuela, Jorge León “fueron convocados para tratar temas de punta que por lo demás son muy sensibles; como el programa TME de trastornos musculoesquelético en el trabajo, y los factores psicolaborales en el trabajo, medibles a través de las encuestas ISTAS y otros instrumentos que contribuyen y colaboran a medir a modo de tener un diagnóstico que permita ejecutar mejoras en el plano de lo psicolaboral”.

La iniciativa contó con una alta convocatoria del mundo sindical, empleadores y comunidad en general, en la que se generó un ambiente participativo que reflejó el alto interés de la comunidad por acercarse a este tipo de problemáticas, “me voy súper satisfecho porque se generó un debate interesante, y  se plantearon distintos puntos de vista; por ejemplo, los dirigentes sindicales hablaron sobre diferentes problemáticas que se han producido dentro de las empresas al momento de implementar estos protocolos y eso enriquece ciertamente el debate y favorece a una correcta implementación para el futuro”, concluyó Manuel Pozo.