En formato virtual

Nutricionistas UST explican los beneficios de la lactancia materna

Abordar el impacto de la pandemia en la lactancia, principalmente su interrupción por la separación de madres y recién nacidos, y cómo contribuye la lactancia y las preferencias alimentarias en la infancia, fueron los temas más destacados. 

La presentación estuvo a cargo de Rebeca Carrasco, directora de carrera de Nutrición y Dietética de la UST, sede Concepción, miembro de la Mesa Regional – Intersectorial de Lactancia Materna en la Región del Biobío, y Nicole Lasserre, Directora del Núcleo Epidiomilogía Nutricional Consorcio Elhoc y docente de la carrera de Nutrición y Dietética sede Los Ángeles; quienes, junto a Paulina Vásquez, monitora, consejera y asesora de lactancia materna, y jefa de carrera en sede Temuco, compartieron un conversatorio para reflexionar sobre distintas experiencias y situaciones que se presentan en la lactancia.

Jenny Arteaga, directora nacional Escuela de Nutrición y Dietética, inauguró el Webinar hablando de los beneficios de la lactancia materna: “Sabemos que la lactancia prolongada reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad en un 13% y el riesgo de diabetes tipo 2 en la niñez en un 35%”.

Jenny Arteaga, directora nacional Escuela de Nutrición y Dietética

El encuentro, se realizó como parte de las actividades enmarcadas en la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la cual se celebra del 1 al 7 de agosto. El lema de este año es: “Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida”, tema que está alineado con el área temática 2 de la campaña de la Semana Mundial de la Lactancia Materna-Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, que destaca los vínculos entre la lactancia materna y la supervivencia, la salud y el bienestar de las mujeres, los niños y las naciones.

Responsabilidad compartida

Durante su exposición, la nutricionista de la sede penquista, Rebeca Carrasco, señaló que diversos estudios de mujeres embarazadas en su último trimestre o en periodo de lactancia que presentaron Covid-19, confirmaron la presencia del ARN del virus en la leche materna, aunque sin la capacidad de replicación.

“Estamos claros que la pandemia impactó negativamente las visitas de los familiares y las prácticas de cuidado del desarrollo infantil en RN pretérmino, lamentablemente existe hoy día un tremendo riesgo de que se dañe el vínculo afectivo madre-hijo y que se interrumpa la lactancia materna causando graves consecuencias para el desarrollo del bebé”, explicó Carrasco.

Asimismo, añadió que, publicaciones recientes de estudios dan cuenta que las mujeres con sospecha de Covid-19 o confirmadas, son separadas de sus recién nacidos, lo que provoca que no se alimenten directamente de ellas, por lo que es necesario se genere posteriormente un acompañamiento profesional, pero a la vez oportuno para retormarla.

Sobre este impacto, indicó que “es fundamental asegurar la implementación y continuidad de la LME debido a sus múltiples beneficios, ya que es un alimento natural, renovable que no requiere envase y se produce de acuerdo con las necesidades del RN”.

Retomar el vínculo

Para retomar prácticas saludables de lactancia materna, la académica aseguró que las madres tienen la oportunidad de poder relactar a sus hijos a través de diversas técnicas que les permiten retomar el vínculo con los RN, así haya disminuido o cesado por completo este proceso. “La mayoría de las mujeres puede relactar si está motivada, tiene información y cuenta con apoyo adecuado”, señaló.

Según la académica, una de las técnicas que ayudan a retomar el vínculo madre-hijo es el masaje infantil, ya que tiene su base en el tacto y en la piel, uno de los órganos a través del cual se recibe información y uno de los primeros en desarrollarse en el ser humano.

Lactancia Materna

“A través del masaje el bebé va a ser capaz de experimentar su nuevo entorno, comenzar la relación con otros seres humanos y a desarrollar su esfera psicoafectiva”, afirmó Rebeca Carrasco, directora de carrera UST Concepción.

Influencia de la alimentación en la lactancia

En tanto, la nutricionista Nicole Lasserre habló de cómo influye la alimentación de la embarazada en la lactancia y el desarrollo del gusto y las preferencias alimentarias de los bebés: “La lactancia materna es proceso complejo pero natural, económica y sus beneficios son ampliamente descritos. Es importante destacar que los consumos de alimentos variados en el periodo de lactancia podrían potenciar en los niños las preferencias por alimentos más saludables”.

Asimismo, enfatizó que los primeros 1000 días de vida son más importantes de lo que se piensa, ya que durante este tiempo es posible generar una programación metabólica asociada al periodo gestacional pero también en el postnatal donde se podría modelar o evitar la susceptibilidad a posibles enfermedades metabólicas.

lactancia materna

“Dentro de los factores nutricionales que están en esta etapa extrauterina, la lactancia materna es uno de los principales factores protectores para evitar la obesidad infantil”.

Finalmente, el encuentro culminó con historias de padres y madres que han vivido la gran aventura de la lactancia materna con corresponsabilidad, y que han sido testigos de cómo el vínculo que se genera entre madre-hijo es capaz de ir más allá de la alimentación y el instinto.