Miguel Ángel Santos, conferencista español: “Tenemos que formar, no a los mejores del mundo si no a los mejores para el mundo”

Entender el quehacer de la Psicopedagogía, sus diversos campos de acción, en conjunto con brindar a los estudiantes una formación integral, valórica y ética, fue parte del objetivo de este importante encuentro que contó con la ponencia de relevantes representantes del área.

Con una exitosa convocatoria de más de 2500 personas, finalizó la II versión del Congreso Nacional de Psicopedagogía organizado por el Área de Educación del Instituto Profesional Santo Tomás.

La segunda jornada de este encuentro estuvo marcada por mensajes que llegaron al centro del corazón de los oyentes, junto a grandes reflexiones humanas y pedagógicas expuestas por el catedrático español, Miguel Ángel Santos, Doctor en Ciencias de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid y Diplomado en Psicología de la Universidad de Bostón, quien abrió el segundo día del Congreso de Psicopedagogía con la conferencia “Evaluar con el corazón”, tema con el cual el catedrático español motivó a los presentes, enviando mensajes profundos de reflexión como, la importancia de enseñar y aprender para la vida.

“Dime cómo evalúas y te diré que tipo de profesional y persona eres”, una frase que desarrolló detenidamente, pues la evaluación pone en el tapete, principios, actitudes y concepciones de quienes la practican.

“A través de la comunicación de la reflexión compartida, del dialogo de la investigación, de los acuerdos, es decir un proceso, una recogida rigurosa de información para emitir un juicio encaminado a la mejora de los progresos, de lo contrario caeremos en un diagnóstico inútil”. Por ello al académico habló de la evaluación como “Aprendizaje”, y no tanto de la evaluación como control, como clasificación, selección y menos como tortura”, afirmó Santos.

El académico recordó a Gabriela Mistral con la frase, “Si no eres capaz de amar, no puedes dedicarte a la enseñanza”, para él “los alumnos, aprenden muchas veces de los profesores que aman”. Tenemos que formar, no a los mejores del mundo si no a los mejores para el mundo”. 

En un contexto de pandemia, Santos detalló que “se puede aprender a ser mejores, no es una seguridad, es una una oportunidad, y el optimista se ve precisamente en los momentos de adversidad. Tener una visión colegiada de la profesión y potenciar el desarrollo integral los alumnos”.

Ponencias segundo día

El segundo día estuvo marcado por la exposición de investigaciones y publicaciones científicas en el área de la formación Psicopedagógica a nivel nacional e internacional, y en la que destacaron conceptos como neurociencias, la educación emocional, la innovación social, entre otros.

La primera ponencia estuvo a cargo del Psicopedagogo y Magister en Desarrollo Curricular y Proyectos Educativos, Phillip Contreras Castillo, quien además es académico de la carrera de Psicopedagogía del IP Santo Tomás Concepción, con la charla titulada, “El aporte psicopedagógico en jóvenes infractores de Ley”. El profesional destacó el proceso de escucha pedagógica, centralizada bajo la contención, hacia la validación del otro, desde no ingresar al diálogo a través del cuestionamiento, sino de la escucha comprensiva y asertiva”, expresó.

Como mensaje a los estudiantes y para los colegas, el académico hizo un llamado a atreverse, a distintas oportunidades laborales, en estos contextos vulnerables, entender la función y el aporte psicopedagógico, que los profesionales son un aporte en lo afectivo y en lo congestivo. Formarse, estudiar, especializarse, atreverse y conocer otros contextos fue su mensaje.

La segunda ponencia, titulada, “Las Funciones Ejecutivas del Lóbulo Frontal y su Influencia con el Rendimiento Académico Universitario”, fue presentada por Diego Besserra Lagos, Psicopedagogo y especialista en Psicopedagogía laboral por la Universidad Católica de Argentina, y Diplomado en Neuroeducación.

En su presentación, invitó a los estudiantes, “a empoderarse a encariñarse con la carrera, a veces el camino y el tránsito es un poco largo o pedregoso, pero hay que descubrir la identidad psicopedagógica, a valorarse como profesionales y a visibilizar la necesidad que nosotros podemos entregar a toda la sociedad en general, no solo al sistema educativo, robustecer los sistemas de capacitación y atreverse. Y a los colegas a seguir investigando”, señaló.

El cierre de la jornada estuvo a cargo del Doctor en Psicopedagogía de la Pontificia Universidad Católica de Argentina, y académico de la carrera Psicopedagogía del Instituto Profesional Santo Tomás, sede Arica, Francisco Huarache Ocaña, con la presentación “Conducta prosocial y rasgos de personalidad en alumnos de enseñanza media de establecimientos educacionales de la ciudad de Arica”.

En su mensaje final, el académico expresó el deseo “de un sueño o esperanza, de generar el cambio, de ser parte del sistema de salud, y que la psicopedagogía se abra, que el rango etéreo sea más amplio, no solo niños o jóvenes, sino con otras personas. Me quedo con el sueño de que no en mucho tiempo más, podremos decir que la psicopedagogía, esta mucho más integrada, ya que somos los profesionales del aprendizaje, con otras competencias y que tiene base sicológica y pedagógica.  Tenemos mucho que aportar”. Finalizó.