Tres profesores del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás fueron parte de una inédita capacitación convocada por la prestigiosa Universidad de Anhui.

Una experiencia inolvidable vivieron los profesores locales de chino mandarín del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás de Viña del Mar (IC UST), Andrés Ibañez, Chileon Chau y Vivian Fernández, quienes viajaron más de 19.000 kilómetros para ser partícipes de la capacitación docente impartida por la Universidad de Anhui -ubicada en Hefei- institución socia de la Universidad Santo Tomás hace más de una década.

La travesía se desarrolló desde el 2 noviembre al 2 de diciembre, tiempo en el que asistieron a diversas clases de fortalecimiento del idioma chino mandarín, además de cursos ligados al desarrollo de métodos de enseñanza, como plan y organización docente, métodos de evaluación y preparación de clases.

“En los primeros cursos asistíamos de oyentes, para aprender y poder comparar los métodos de enseñanza de los profesores chinos y aplicarlos en nuestras clases, a la vez, perfeccionábamos nuestro “hanyu” y compartíamos con los alumnos provenientes de diferentes lugares del planeta. Fue excelente, considerando la vasta experiencia de los profesores a los cuales íbamos a ver dictar clase”, comentó Chileon Chau, quien posee descendencia china y compatibiliza su labor docente en el IC UST con su cargo de administrador del restaurant Chau-San en Viña del Mar.

“Hay que tener en cuenta que los alumnos de la Universidad de Anhui provienen de diferentes partes del mundo; había coreanos, italianos, tailandeses, chilenos, azerbaiyanos y kazajos, por nombrar algunos. Aprender y comparar técnicas, ejercicios y metodologías en clases con las que son ocupadas en Chile da la posibilidad de saber que estamos haciendo bien y que se puede mejorar” agrega Vivian Fernández de 30 años.

Fortalecimiento del idioma y la cultura china

Dentro de los cursos orientados al área académica, destacaron los relacionados al fortalecimiento de la gramática, fonética y caracteres chinos. La pasantía también incluyó cursos de cultura tradicional china, como taichí, papel cortado, nudos chinos, caligrafía, pintura tradicional y baile.

Para el profesor Andrés Ibáñez, titulado de la carrera Nutricionista-dietista en la UST Viña del Mar y alumno becado para estudiar en China en 2013 por el IC UST, la clase de gastronomía fue una de las que más llamó su atención. “Esta clase la realizamos en un restaurant de la universidad y estuvo a cargo del profesor Hu Zhaomin. Aquí aprendimos a hacer jiaozi (empanaditas chinas), desde la masa hasta saber cómo rellenarlos con los ingredientes y cantidad adecuada, para luego cocinarlos y comerlos finalmente. Fue una clase diferente y sabrosa a la vez”.

“Aprendimos a hacer la masa y como amasarla porque se debe llegar a una consistencia precisa, los rellenos estaban listos a pesar de que también me hubiese gustado aprender a hacerlos, en retrospectiva fue mejor ya que toda la clase nos llevó aprender a cerrar bien los jiaozi, puesto que no es llegar y cerrarlos como una empanada chilena. Existen diferentes formas de cerrarlos y varían dependiendo el lugar en donde se preparen”, confiesa Fernández, quien actualmente sigue cursando chino mandarín en la ciudad jardín.

El profesor Chileon Chau en tanto, valora lo aprendido y destaca la trayectoria de los docentes. “las clases específicas de la capacitación eran muy interesantes, jamás había tenido la oportunidad de conocer las temáticas vistas. Métodos de enseñanza del chino mandarín, caligrafía, cultura china, historia y evolución de los caracteres eran solo algunas de ellas. El nivel de conocimiento de cada profesor en su área correspondiente era superlativo, viendo contenidos que en Chile, considerando la historia de la Universidad de Anhui y su especificidad, son difíciles de encontrar”.

Cabe destacar que la pasantía incluyó no solo a los profesionales chilenos, sino también a tres profesores locales de Ucrania, país donde los Institutos Confucio tienen una estrecha relación con la Universidad de Anhui.

“No solo compartimos experiencias en nuestra labor docente, que sin duda enriquecen nuestra enseñanza del chino, sino que también pudimos intercambiar lazos de amistad y compañerismo, relaciones que espero perduren en el tiempo”, confiesa Chileon Chau.

“Fueron días de mucho aprendizaje en cuanto a la enseñanza del idioma chino mandarín. Esta vez fui en calidad de profesor de chino mandarín, diferencia que se nota cuando uno está en China como estudiante. Algo también curioso es que seis personas de diferentes culturas, tengan en común algo y ese algo sea la cultura china y su idioma”, señala Andrés Ibáñez, recordando su paso por la East China Normal University de Shanghai, donde cursó con éxito durante dos años la Maestría en la enseñanza del chino mandarín para hablantes de otras lenguas.

Visitas a lugares emblemáticos de Anhui

Junto al aprendizaje sostenido en las aulas, la capacitación incluyó variadas visitas a sitios de interés turístico. En primer lugar, no podía faltar un recorrido por la Universidad de Anhui, institución que posee una dimensión de más de 100 hectáreas y que alberga hoteles, museos, supermercados, gimnasios, campos deportivos y más. En la actualidad cuenta con más de 30.000 alumnos.

Dentro del itinerario, la delegación chilena-ucraniana pudo conocer uno de los museos emblemáticos de la ciudad, que engloba mediante diversas expresiones artísticas, la historia y cultura tradicional de la provincia de Anhui, especialmente de Hefei. Además, pudieron conocer el parque Señor Bao, que tiene un llamativo lago e interesantes lugares como el Templo Memorial de Lord Bao.

Otro de los lugares que tuvieron la posibilidad de visitar es Hongcun, pueblo situado al sur de la provincia de Anhui en las faldas de Huangshan, donde se ubica La Montaña Amarilla, sitio declarado en el año 2000 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

“La oportunidad de recorrer Hongcun es increíble ya que está muy bien preservado. Contemplar el paisaje te transporta a la vida y costumbres antiguas que tenían en esa época la dinastía Han con la ayuda además de la guía que va explicando porque fue construido cada lugar, como era usado por la familia, la servidumbre y las tradiciones que se llevaban a cabo. Cada rincón tiene una historia que contar y sin quererlo estas inmerso en la historia de una nación”, sostuvo Fernández, oriunda de Valparaíso.

Al cierre de esta nota, cada profesor realizó una pequeña reflexión tras haber sido parte de esta experiencia considerada única y que, sin duda, provocará un antes y un después en sus vidas, tanto en su desarrollo académico como personal.

Chileon Chau

Agradecido profundamente, creo que esta capacitación no trajo más que cosas positivas. Fue una experiencia cansadora, sí, pero realmente inolvidable y enriquecedora. Casi un mes lejos de casa no se hace fácil, tampoco el acostumbrarse a estar lejos de tus seres queridos, pero todo es más placentero cuando te hacen sentir como en casa. Me llevo solo momentos y herramientas que perdurarán, y espero poder enriquecer mi labor docente luego de esto.  La labor educativa y el trabajo que hacen en le Universidad de Anhui se vio reflejado en la organización y el trato a nuestros profesores locales y sale a la luz en la calidad de sus docentes y alumnos.

Si quieres conocer más sobre su experiencia personal en China, pincha aquí.

Vivian Fernández

“Esto y más es lo que te entrega una capacitación, estudiar en China o un Campamento de Verano –del cual fui parte como alumna en 2017- porque por más dedicación y ayuda que te de un profesor no es lo mismo vivir en esa cultura, interactuar con personas chinas probando platos típicos y conversando sobre la vida. En la capacitación que tomamos parte tuvimos la suerte de compartir con profesores de Ucrania, pudimos comparar el funcionamiento de nuestros institutos Confucio y métodos de enseñanza, fue muy fructífero y enriquecedor… gracias a todo esto logramos acercar nuestro corazón un poco más a la cultura china y a su gente, y formamos una idea global de que se está haciendo bien y que se debe mejorar porque lo fundamental es avanzar y hacer las cosas cada día mejor”.

Si quieres conocer más sobre su experiencia personal en China, pincha aquí.

Andrés Ibáñez

“Fue un itinerario bastante bueno, ya que pudimos ver diferentes realidades a la hora de enseñar el chino mandarín. Hay que tener muchos factores en cuenta al momento de realizar una planificación de clase. Además, como profesores de este idioma y/o milenaria cultura, tener diferentes talentos, ayuda mucho a que la enseñanza sea más agradable e interesante para los alumnos. Mi llamado para todos es que se atrevan a aprender chino mandarín, que no es tan difícil como parece, más que la dificultad que se cree, es el tiempo en el que uno tiene que invertir para aprender de esta milenaria cultura y su idioma, y el resto, se va dando solo y no se van a dar ni cuenta cuando estén leyendo “palitos” y entiendan a los chinos que están en nuestro país cuando conversan. Si una persona lo pudo hacer, tú también puedes.

Si quieres conocer más sobre su experiencia personal en China, pincha aquí.

capacitación profesores del IC UST en China

Foto oficial de los tres profesores chilenos junto a los docentes de Ucrania y autoridades de la Universidad de Anhui.

capacitación profesores del IC UST en China

Los profesores Chi Leon, Andrés Ibáñez y Vivian Fernández cerca de la Montaña Amarilla.

capacitación profesores del IC UST en China

Andrés Ibáñez con uno de sus trabajos realizado en la clase de pintura tradicional.

capacitación profesores del IC UST en China

Vivian Fernández junto a Andrés Ibáñez en clases de danza tradicional de China.

capacitación profesores del IC UST en China

Chi Leon junto a un colega de Ucrania muestran su trabajo de pintura tradicional.

capacitación profesores del IC UST en China

Los tres profesores chilenos antes de su presentación de danza tradicional.

capacitación profesores del IC UST en China

El programa incluyó un viaje a la ciudad de Hongcun.

capacitación profesores del IC UST en China

Los profesores de Chile y Ucrania junto a las docentes de danza de la Universidad de Anhui.

capacitación profesores del IC UST en China

El arte del papel picado fue otra de las prácticas tradicionales aprendidas.

capacitación profesores del IC UST en China

Durante su pasantia aprendieron a confeccionar los tradicionales nudos chinos.

capacitación profesores del IC UST en China

El taichí fue el arte marcial aprendido durante la capacitación.

capacitación profesores del IC UST en China

Las clases de folclore tradicional fueron parte del programa que incluyó clases relacionadas al idioma y a la cultura.

capacitación profesores del IC UST en China

El recorrido incluyó un viaje a la Montaña Amarilla, uno de los iconos turísticos más grande de China.

capacitación profesores del IC UST en China

La gastronomía típica no podía estar ausente durante el viaje.