UST y SENAMA firman convenio de colaboración para avanzar en derechos y buen trato a las personas mayores

En el Aula Magna de la Universidad Santo Tomás se pactó el convenio de colaboración entre ambas partes. En la instancia, además, se llevó a cabo la premiación del Concurso Fotográfico Intergeneracional “Mi Futuro, Mi Vejez” impulsado por el organismo estatal.

 

Actualmente, los adultos mayores en Chile representan el 19,3% de la población total del país, esto es más de 3 millones 400 mil personas, de acuerdo con datos de la encuesta Casen 2017.

El envejecimiento de la población chilena es una realidad, con múltiples retos y desafíos para la sociedad en su conjunto, como así también, para las acciones de las políticas públicas, especialmente ante situaciones de abuso, maltrato y violencia hacia las personas mayores.

Primer convenio nacional

Dado este escenario, el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) y la Universidad Santo Tomás, a través del Programa de Apoyo al Adulto Mayor y Migrante, CEAMI UST, firmaron un convenio de colaboración de carácter nacional, con la finalidad de promover su plena inclusión en la sociedad y su reconocimiento como sujetos de derechos, a través del buen trato de este grupo etario. Cabe destacar que se trata del primer convenio de SENAMA con una institución de educación superior con cobertura nacional.

“En la institución tomamos la decisión de enfocarnos en entender la vida de los adultos mayores a través de distintos programas e iniciativas que marcan nuestro quehacer. Como UST tenemos alrededor de 28 mil alumnos en todo Chile, teniendo una vinculación muy grande con la comunidad. La pertinencia de la universidad en este tema es enorme”, expresó la Rectora Nacional de la UST, María Olivia Recart.

En la oportunidad, la Rectora Nacional subrayó la estrecha relación que desde el 2013 tiene la casa de estudios superiores con SENAMA, mediante el programa CEAMI UST, que tiene por objetivo prestar servicios de apoyo psicológico y asesoría legal a personas mayores y migrantes de las comunas de Estación Central, Santiago e Independencia.

Por su parte, el director de SENAMA, Octavio Vergara, señaló que “las universidades juegan un rol tremendamente importante en este nuevo desafío que tenemos como país, no solo en la generación de conocimiento, sino que también en lo que es la formación de sus estudiantes y la extensión que, en este caso, tiene la Universidad Santo Tomás a lo largo del país”. 

Clínicas jurídicas

El convenio se materializa en la derivación de causas a las clínicas jurídicas presentes en las 11 sedes donde se imparte la carrera de Derecho, lugar en que se reciben casos de personas mayores que tienen distintos tipos de problemas jurídicos, principalmente de familia, los cuales son tramitados en los Tribunales de Justicia por los estudiantes, con la supervisión de sus profesores-tutores. Estas clínicas jurídicas se encuentran en las sedes de Iquique, Antofagasta, La Serena, Viña del Mar, Santiago, Talca, Concepción, Los Ángeles, Temuco, Valdivia y Puerto Montt.

En este sentido, el decano de la Facultad de Derecho de la UST, Aníbal Rodríguez, señaló que “queremos potenciar el proyecto del SENAMA Defensor Mayor con todo el apoyo, asesoría y la fuerza legal desde la mirada de nuestras clínicas jurídicas y también con el apoyo de los Centros de Atención Psicológica”.

Por último, el Coordinador del Programa de Apoyo al Adulto Mayor y Migrante, Ceami UST, Gonzalo Tapia, valoró la firma de este convenio, reiterando el trabajo sostenido desde hace 6 años entre ambas instituciones, y que ahora, se robustece con su ampliación hacia las regiones del país. “El primer paso de este trabajo es comenzar en las regiones de Antofagasta y Temuco, para luego prestar asesoría jurídica a todas las personas mayores en todas las sedes donde tenga representación la Facultad de Derecho”, señaló.  

Innovación social

En 2018 Santo Tomás estableció un nuevo foco de acción, que apunta a la búsqueda colectiva de soluciones orientadas a mejorar la calidad de vida de aquellos que conforman las comunidades más vulnerables del país, lo que se conoce como Innovación Social.

Fruto de este interés por desarrollar un trabajo sostenido para brindar respuestas a las diferentes problemáticas que hoy afectan a nuestra sociedad, la institución llevó adelante el Primer Concurso de Innovación Social Santo Tomás, iniciativa centrada en mejorar la calidad de vida de los adultos mayores en situación de vulnerabilidad de nuestro país. Este concurso, que recibió más de 170 propuestas a nivel nacional, financió más de 20 proyectos en distintas áreas, a fin de aportar al objetivo de generar un mayor cuidado e integración social de las personas mayores.