Valdivia

Sandra Flores: “Ser alumna sello significa para mi tener mayor responsabilidad con mi vocación y comunidad”

La alumna Sandra Flores de Servicio Social del IP Santo Tomás Valdivia, obtuvo la distinción de Alumna Sello, reconocida por ser una estudiante que hace notar sus valores y su accionar dentro de la casa de estudios. A continuación, se compartirá una entrevista realizada a la alumna donde deja ver sus valores, y la relevancia que esto tiene para su vida personal y estudiantil.

¿Qué significa para ti estudiar en Santo Tomás?

“Al principio tenía muchos miedos y trabas para entrar a estudiar. Sin embargo, para mi el nombre de la institución o el slogan de ‘Tu puedes’ es importante. La formación que me han entregado, y los valores para mi son algo fundamental y la base para mis estudios. Además, la formación académica me ha permitido desarrollar mis habilidades y potencialidades que desconocía. Mi carrera yo la amo”

¿Por qué Servicio Social?

“Siempre he dicho que la carrera de Servicio Social produce personas para generar cambios. Los agentes de cambio son aquellos que tienen una capacidad para desarrollar actividades en beneficio de la comunidad, ya sea para aportar en temas de índole social o de contingencia, como la salud mental, planes de acción, salud, educación, entre otros. Los cambios parten por uno”.

¿Qué significa ser alumna sello para ti?

“Esto es un premio a mi esfuerzo, a mi interés de tratar de cambiar en algo las cosas, y ser un aporte para la sociedad. Me nace del alma el estudiar por vocación, el hacer acciones para los demás, y, además, soy muy feliz aquí en mi institución, sobre todo, porque me ha dado la oportunidad de descubrirme y de hacer todo lo que he querido en estos años”.

¿Qué significó para ti que tu institución reconozca tu esfuerzo?

“Para mí fue una sorpresa gigante. Estaba muy nerviosa, incluso hasta el momento de la premiación me sentía rara, emocionada. Me sentí realmente honrada. Ahora, igual pienso que con premio o sin premio, yo voy a seguir haciendo cosas. Sin embargo, esto fue para mí como una inyección de compromiso con mi institución, vocación y comunidad”.

¿Cómo relacionas tus valores con los valores de la institución?

“Es super importante. Nosotros nos estamos formando en una entidad que tiene muy marcado un sello, su misión y visión. Entonces, eso para mi es muy importante, que yo no solo venga aquí y me eduque para ser profesional, sino que me refuerza y entrega mas valores para tener una perspectiva del mundo actual y así, ejercer con integridad. Es importante transmitir respeto, valores, alegría de poder siempre ser mejor cada día, y, sobre todo, fortalecer nuestro liderazgo”.

¿Cómo pones en práctica lo reforzado o aprendido en tu carrera?

“Dentro de mi misma comunidad. Yo siempre intento aportar en ella, a que no exista la violencia en el pololeo, la salud mental, promover espacios de esparcimiento para evitar el alcoholismo, el estrés, y la ansiedad. Tratar de retroalimentar con los mismos compañeros, darles importancia, escuchar, apoyar son cosas que constantemente debemos hacer. Además, trabajo en los voluntariados y actividades de DAE”.

¿Qué cambios en tu personalidad crees que has notado desde que ingresaste a la carrera?

“Yo soy otra. No soy nada casi de lo que era antes. Es importante educarse y abrir un poco la visión. Cuando hablamos de inclusión me lo tomo en serio, y hablamos de todo tipo de diversidad humana”.