Axel Lillo, recientemente titulado de Técnico en Enfermería, compartió su experiencia en la unidad de Urgencia del Hospital Regional de Rancagua en la primera charla del ciclo “Acciones que transforman”.

Para el terremoto del 2010, con sólo 15 años de edad, Axel Lillo colaboró con la Fundación Techo. Terminó sus estudios secundarios mientras estaba en el Ejército en Punta Arenas. Instalado en la comuna de Rengo, fue parte de la 1° Compañía de Bomberos y entró a la carrera Técnico en Enfermería, donde siguió desarrollándose en distintas actividades: “Santo Tomás es mi casa, la que formó mi sello”, reconoce.

Ha participado en escuelas de líderes, olimpiadas, actividades de admisión y también en los trabajos voluntarios. De esta experiencia destaca: “Te lleva a convivir con autoridades, docentes y compañeros de otras sedes, compartir con otras regiones, otras culturas y traerlo a tu sede y ser agente de cambio, nace un líder dentro de ti”.

Axel recuerda que escogió estudiar en Santo Tomás por la trayectoria de sus docentes, que en su mayoría ejercen en el Hospital Regional de Rancagua, lugar en el que desde noviembre forma parte de la unidad de Urgencias.

En enero ya comenzó a informarse sobre el Covid-19: “De a poco los protocolos se han ido adecuando a medida que se ha ido estudiando este virus. Me siento en una guerra biológica, una trinchera que no se ve, los pacientes no paran de llegar, tenemos que estabilizarlos. Es terrible el momento en que hay que priorizar pacientes, porque no tenemos camas UCI”.

En medio de esta pandemia, Axel tuvo que operarse de apendicitis y estuvo un mes fuera: “Volví y esta batalla estaba toda desatada, muchos colegas contagiados. Yo sabía que en estos meses iban a ser los tiempos críticos. Lo principal es la mentalidad, pensar que no me voy a contagiar, que me tengo que cuidar, que tengo que estar siempre primero después el paciente, porque la seguridad parte por uno mismo”.

Axel hace un llamado al distanciamiento físico, pero no social: “Yo me visto completo, hablo con los pacientes, trato de estar ahí, les doy la mano con guantes, porque somos humanos. Me toca convivir a diario con pacientes, he visto fallecidos, y llamo ante todo a la empatía, sobre todo con la gente que ha estado contagiada”.

Ésta fue la primera charla del ciclo “Acciones que transforman”, que continúa el próximo miércoles 1 de julio a las 18:00 hrs. con el relato de Bianca Miranda, estudiante de Preparador Físico que lideró una campaña en su comuna (Coinco) para levantar una media agua para una familia con serios problemas de vivienda.