La Ley 20.903 que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, establece cambios en la formación inicial docente, los que serán implementados por el CPEIP y otras instituciones para verificar una formación de calidad. Ya desde 2017, es requisito rendir la PSU y obtener un puntaje mínimo que aumentará gradualmente.

La acreditación de carreras de pedagogía será obligatoria y la realizará la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), elevando los estándares para ello: condiciones de infraestructura, cuerpo académico, programas de mejora y convenios de vinculación y prácticas en colegios, entre otros aspectos. Asimismo, se establecerán estándares pedagógicos y disciplinarios que sienten las bases de la formación inicial y que orienten el sistema.

Además, desde 2016 se aplica la Evaluación Nacional Diagnóstica a los estudiantes de pedagogía para fomentar la mejora continua de la formación que reciben, una al inicio de la carrera, aplicada por las universidades para responder a las necesidades de nivelación de sus estudiantes y la otra la aplica el Mineduc un año antes del egreso, para observar la formación entregada a los estudiantes.

Es en este contexto, que la Red de Escuelas de Pedagogía de la provincia de Llanquihue, convocó en dos instancias a estudiantes de pedagogía a debatir respecto de las fortalezas y debilidades que ellos observan en su formación inicial. Así, más de 40 estudiantes de las universidades formadoras de profesores de Puerto Montt pudieron dialogar acerca de los aspectos clave para mejorar su proceso formativo.

Sus conclusiones son categóricas: más trabajo colaborativo e interdisciplinario; herramientas para trabajar en contextos rurales; herramientas para abordar la diversidad y la vulnerabilidad, fueron los aspectos más debatidos.

En la síntesis, realizada el pasado 30 de noviembre, los estudiantes solicitaron acciones en el corto y mediano plazo para sus universidades como para el Mineduc, las que serán la base del plan de acción 2018 de la Red de Escuelas de Pedagogía.