La CEPAL define la innovación social como aquella que se caracteriza por desarrollar nuevas maneras de administrar y ejecutar; lo cual involucra el uso de nuevas herramientas, medios y combinación de factores, encaminados a alcanzar una mejoría de las condiciones sociales y de vida de la población.  Siendo en definitiva la innovación social una respuesta de la sociedad civil, las comunidades, el gobierno a problemas que no pueden ser resueltos con los procesos tradicionales.

Bajo esta óptica, es fundamental la participación activa de las comunidades que se vean afectados por alguna situación específica, la que debe estar  implicada en todo el proceso, para que las soluciones sean efectivas y acordes con las circunstancias.

Partiendo de esa base, destacamos la iniciativa del Ministerio de Desarrollo Social y Familia que se denomina “Abriendo caminos”, que este 2019 ingresa a 30 cuidadores y 25 niños, niñas y adolescentes, que tienen a un adulto significativo privado de libertad.

“Abriendo caminos” se hace cargo de esta temática por medio de la visión del gobierno, la que comparte Santo Tomás sobre “Los niños primero”, siendo vital la protección del entorno de niños y niñas en situación de vulnerabilidad.

El proyecto es muy relevante desde la perspectiva de la formación, ya que se debe considerar que la adolescencia es una etapa de profundos cambios y transformaciones, que lleva a los niños y niñas, a una búsqueda de nuevas formas de sociabilidad, a fin de forjar su identidad personal y social.

En ese mundo de autonomía creciente que comienzan a vivir los adolescentes, tienen peso las experiencias de vida, siendo un ciclo vital, dado que es cuando más se manifiestan los modos diferentes de exposición ante la adversidad, y por lo que se torna necesario fomentar habilidades sociales, cognitivas y emocionales, que les permitan enfrentar exitosamente a los desafíos que se les presenten.  Por tanto acompañar a los niños y niñas para llegar a esa etapa, es la mirada de este programa.

Como aliados en esta tercera convocatoria, nos sentimos orgullosos por la labor realizada en la que atendemos a más de 150 familias, y satisfechos de que el Ministerio de Desarrollo Social y Familia decida ampliar la cobertura a las comunas de Paillaco, Rio Bueno y la Unión.

De esta forma, y con la confianza de las familias, el apoyo de numerosos servicios públicos, y el trabajo de académicos, profesionales y alumnos estamos aportando a niños, niñas y adolescentes a mejorar sus condiciones de vida.