La pandemia del coronavirus está causando daños irreparables en nuestra sociedad, muchas personas han debido ser hospitalizadas producto de la gravedad de esta, las secuelas de esta enfermedad van desde afecciones físicas como de la salud mental, impactando en la participación en el quehacer diario.

Las situaciones de cuarentenas han generado una deprivación en la participación social, alterando el comportamiento ocupacional de las personas. Es por ello por lo que la labor de la Terapia Ocupacional se ha vuelto de importancia en el ámbito hospitalario como también en los centros de atención primaria.

Se destaca la labor rehabilitadora integral enfocada en el vínculo con su entorno social propiciando la recuperación y la autonomía en las actividades de la vida diaria. además de trabajar la estimulación cognitiva, habilidades motrices, la adaptación de la actividad y el fortalecimiento de la salud mental. Todas las intervenciones promueven la participación social de las personas propiciando el retorno a una vida saludable.

En función de las necesidades producidas por esta situación de salud, es vital la conformación de equipos interdisciplinarios que favorezca la atención de personas secueladas Post-Covid y el abordaje de diferentes problemáticas que emergen de esta pandemia.