Financiamiento del sistema de salud chileno y otros sistemas de salud del mundo: una mirada comparativa

En medio de la polémica actual en cuanto al funcionamiento del sistema de salud en nuestro país, es oportuno detenerse sobre algunos puntos relacionados a su financiamiento y a la comparación con otras realidades internacionales.

  • Sistema de salud chileno y su financiamiento

El sistema de salud chileno está conformado por una serie de subsistemas, como lo son Codelco, Teletón, Fuerzas Armadas, Mutuales y los más importantes ISAPRE y FONASA. Esta coexistencia de sistemas público-privados hace que el sistema de salud chileno sea de carácter mixto.

Según las últimas publicaciones de cobertura (Villalobos Dintrans, 2017), el 82% de la población chilena es beneficiaria de FONASA y el 18% de ISAPRE. Por su parte, se ha descrito que los ciudadanos que pertenecen a FONASA son aquellos de mayor edad, con menor nivel de ingresos económicos y con más carga de enfermedad. En contraposición, los beneficiarios de ISAPRE se caracterizan por tratarse de ciudadanos mayoritariamente jóvenes, de altos ingresos y menos enfermos.

En cuanto al financiamiento de ambos sistemas, FONASA se financia mediante la cotización de Salud del 7% del ingreso y subsidios. En las ISAPRE, se financia por una prima según riesgo e ingreso, con una media del 10% (Cid Pedraza, 2013).

Las fuentes de financiamiento del sistema de salud chileno en su totalidad se basan en el aporte de individuos y el Estado. Es así como el 35% deriva del aporte de las cotizaciones de los individuos y un 40% del gasto de bolsillo de los mismos; mientras que el 25% restante proviene del aporte estatal. Si se realiza la sumatoria del aporte de los individuos, se observa que el 75% del sistema de salud chileno es financiado mediante las personas (ver tabla 1).

Tabla 1: Financiamiento agregado de la salud en Chile: año 2008

Distribución entre las tres principales fuentes de financiamiento de la salud 2008

Total Sistema% del PIB% Distribución Total% Distribución Fonasa% Distribución Isapre
Cotizaciones2,4%35%24%57%
Aporte Fiscal1,7%25%38%
Gasto del Bolsillo2,8%40%38%43%
Total6,9%100%100%100%

Fuente: Cuad. Med. Soc. (Chile) 2011, 51 (3): 143-150

Destacar que Chile actualmente es el quinto país con mayor gasto de bolsillo dentro de los países miembros de la OCDE (Banco Mundial, 2014).

  • Sistemas de salud del mundo y su financiamiento

Existen algunos países del mundo que cuentan con un modelo de salud financiado de manera muy distinta a la que conocemos en Chile. Dentro de ellos es posible mencionar dos:

El modelo de Salud Bismarck es un modelo con cobertura universal, cuyo financiamiento es tripartito ya que se sustenta gracias a los aportes de los trabajadores, el Estado y los empresarios. Tal es el caso de Alemania, en donde la cotización a salud es del 15%, donde 7,3% deriva de las personas y el 7,7% del empleador. Por su parte, en Holanda las personas contribuyen con una prima fija y el empleador con un 6,9% a la cotización de Salud. Otros ejemplos de países bismarkianos son Bélgica, Suiza, Francia y Japón.

El modelo de salud de Beveridge es un modelo inglés, de cobertura universal y gratuito, cuyo sistema se financia mediante impuestos generales. Algunos ejemplos de países bajo este modelo son Reino Unido, Inglaterra, Portugal, España, Italia, Canadá y países nórdicos.

Los modelos de salud imperantes en las sociedades desarrolladas ofrecen alternativas estructurales de financiamiento cuya aplicabilidad a la realidad chilena es interesante de evaluar.