A través de las consultas que realizan los representantes del Cesfam Marco Maldonado y las encuestas de los representantes de UST Viña del Mar, se ha ratificado la buena evaluación de los pacientes.

La inédita iniciativa de la Escuela de Kinesiología de UST Viña del Mar, que decidió sumarse al Programa Dismovilizados del Cesfam Marco Maldonado, ha cosechado solo buenos comentarios. Primero fueron los propios docentes y alumnos quienes evaluaron positivamente su labor atendiendo a pacientes en sus propios hogares, a lo que se suma ahora las buenas calificaciones obtenidas de acuerdo a las encuestas de satisfacción aplicadas a los usuarios.

Hay que recordar que la participación de Kinesiología comenzó en marzo y se extenderá hasta diciembre. Hasta el momento han sido tres parejas de alumnos de quinto año las que han sido parte de este internado, restando solo dos rotativas (septiembre-octubre y noviembre-diciembre) para terminar el ciclo, siempre con la académica Marisel Díaz como docente guía.

Evaluación de Escuela de Kinesiología

“Según las evaluaciones que se realizan en el Programa Dismovilizados, nuestro taller de apoyo al cuidador es el que tiene un mejor impacto de acuerdo a las consultas que se formulan a los propios pacientes”, explica la encargada del proyecto. “Nuestros alumnos han recibido solo buenos comentarios y eso tiene que ver con que les enseñamos cómo movilizar a los pacientes, cómo transferirlos y esa era una falencia que tenía el programa. En estos talleres hacemos la parte práctica dentro de la sesión, entonces podemos corregir y perfeccionar las técnicas”, agrega.

Además de esa evaluación, los representantes de Kinesiología de UST Viña del Mar llevan sus propias encuestas de satisfacción usuaria, “donde hemos obtenido calificación máxima”, de acuerdo a las palabras de Marisel Díaz, quien informó que el último taller se realizó en la sala multiuso del Cesfam Marco Maldonado y estuvo a cargo de los alumnos Alex Galaz y Sebastián Cortés.