El capellán de la sede de Copiapó, R. P. Mauricio Arancibia, presidió la Santa Misa, en la que participaron estudiantes, docentes y colaboradores de todas las sedes, de Arica a Punta Arenas.

En la fiesta de la Anunciación y coincidiendo con la celebración nacional del día del niño por nacer y la adopción, el pasado 25 de marzo, las instituciones Santo Tomás celebraron una Santa Misa, para dar inicio al año académico 2021 a nivel nacional. Desde la parroquia Santa Cruz, que cada 4 de mayo acoge la fiesta religiosa de la Cruz de Mayo, que data del tiempo de la Colonia, el capellán de la sede de Copiapó, R. P. Mauricio Arancibia Portilla, presidió la Santa Misa, en la que participaron estudiantes, docentes y colaboradores de todas las sedes, de Arica a Punta Arenas.

Con el apoyo de Rectoría y del capellán nacional, esta Misa la propició la Dirección de Formación e Identidad de Santo Tomás. “Era el momento para elevar los ojos a Dios, implorar Su ayuda ante el nuevo año y agradecer el soporte de Su gracia, pues Él nos convoca como comunidad inspirada en valores cristianos”, explica Esther Gómez, Directora Nacional de Formación e Identidad.

Más de 450 personas se conectaron para seguir esta Eucaristía, en la que se recordó, con gran sentimiento, a familiares, colegas y amigos que han partido a la casa del Padre, y con especial recuerdo por Nelly Donoso,  Directora Académica de la sede de Puente Alto, quien falleció en la madrugada del mismo día.

“En esta instancia se invitó, en forma especial, a seguir el ejemplo de María, quien, con humildad y entrega, se ofrece como esclava ante el anuncio del ángel del Señor, para que Jesús tome carne en cada uno de nosotros, y especialmente en la vida de nuestros estudiantes, con proyección a la celebración de la Navidad en nueve meses más. Esta fiesta alegre contrasta con la realidad que vivimos en este momento, sin embargo, a nosotros también nos dice el ángel: “No temas, el Señor está contigo”, pues los cristianos somos hombres y mujeres de esperanza”, explica Maite Cereceda, subdirectora de la Dirección Nacional de Formación e Identidad.

Esta instancia unió en torno al altar de manera virtual e invitó a tener mirada esperanzada y trascendente. Quienes participaron en las lecturas, entre ellos algunas autoridades que generosamente entregaron su energía y su tiempo, compartieron su experiencia:

“Las circunstancias actuales en materia sanitaria nos han forzado a enfrentar situaciones complejas para seguir avanzando en nuestros propósitos institucionales y personales que, incluso, nos han significado romper paradigmas respecto de cómo hacer las cosas, sacrificando la relación personal tan esencialmente humana en lo cotidiano. En este sentido, mantener una comunidad unida en torno a la fe y a los valores cristianos, superando las barreras de distanciamiento y la incertidumbre propia del contexto, constituye un hecho de gran relevancia que permite reencontrarnos en torno a un fin superior y trascendente. En este sentido, mis agradecimientos a la Dirección de Formación e Identidad por regalarnos este espacio de unión y comunión en torno a la fe”, explica Pamela Castro, Directora General Académica del  IP-CFT Santo Tomás.

“El encomendar a Dios el inicio del año académico en Santo Tomás, a través de la hermosa misa vivida el día de ayer, nos permite enfrentar con tranquilidad los grandes desafíos que nos depara este año 2021, teniendo presente que nuestro accionar y dedicación, transforma la vida de nuestros estudiantes y su comunidad”, comenta Karen Villagran, Directora Académica de la UST Temuco.

Para revisar la grabación, puedes ingresar a este link.