Jefa de carrera de Podología de Punta Arenas: “Los operativos podológicos son nuestra marca registrada en Magallanes”

La jefa de carrera de Técnico en Podología Cínica de Santo Tomás Punta Arenas, Natalia Eriz Pantoja,  nos habla y profundiza sobre la importancia de los operativos  podológicos en el aprendizaje experiencial en servicio de los alumnos.

¿Considerando que somos ya ampliamente conocidos en esta área en la región, en qué consisten los operativos podológicos?

La carrera de técnico en podología clínica, es la única carrera del área técnica de especialidad que se dicta en la región. Que quiere decir esto, que, a diferencia de otras carreras técnicas, no existe un grado académico superior y eso hace la gran diferencia, en cuanto a las competencias específicas que deben poseer los egresados de esta carrera. Áreas tan exigentes como conocimientos de ortopedia, biomecánica, alteración de la marcha (caminar), lesiones dérmicas (piel), ungueales(uñas), alteraciones óseas(hueso), hacen de esta carrera, tan interesante y amplia al momento de escoger el campo que se quiere abordar en el ámbito laboral.

Los operativos buscan, evidenciar, en terreno, cerca de la comunidad, en CESFAM comunales, en escuelas, jardines infantiles, centro de adulto mayor, ferias de salud y por supuesto en nuestra propia clínica institucional, que el rol del técnico podológico hace un tiempo ya, es una necesidad real y aun escaza, que entrega soluciones reales a lesiones traumáticas, que no son atendidas ni cubiertas en atención primaria, o secundaria, debido a la alta demanda de usuarios, a la poca existencia de profesionales en el servicio público y al bajo número de profesionales instalados en consultas privadas.

 ¿Cuál es el objetivo académico – práctico de estas salidas a terreno?

Una de las estrategias de aprendizaje significativo para nuestra carrera, es el aprendizaje en servicio. La cercanía con la realidad es de suma importancia, para poder enfrentarse a escenarios diversos y poder resolverlos de la manera más eficiente posible. Los estudios de caso que se trabajan en sala de clases, analizando en grupo, interpretando información, se vuelven reales al momento de llegar a una dirección, salir a la calle, en sectores urbanos o rurales y vivenciar en terreno lo estudiado a base de teoría.

Las atenciones podológicas son un flujo real durante todo el año, en gabinete podológico institucional, pero hay que decir que se cumple con las comodidades de infraestructura y equipamiento, que en terreno, o en otras dependencias no se encuentra, por lo que el nivel de adaptación, potencia la actividad de lo que serían atenciones domiciliarias, particulares en un futuro laboral, además de, que es en terreno donde encontramos la mayor cantidad de lesiones y su nivel de complejidad es ahí, pues los usuarios por temor no consultan, y cuando les aparece la posibilidad de ser atendidos no dudan en acercarse. Luego de eso, la historia cambia, y comienza la misión de educación y prevención para la cual nuestros estudiantes están capacitados y motivados ciento por ciento a hacer en cada una de sus atenciones, pues estamos convencidos que la prevención es la única manera de bajar los índices de lesiones e infecciones a nivel pédico.

 ¿Cuál, a tu juicio, es el nivel de importancia de los operativos para los alumnos?

Los estudiantes son el motor de estos operativos, consultan y no se pierden terreno, es una experiencia distinta, motivadora, aman lo que hacen, es increíble ver con el amor que trabajan, el cariño que entregan en cada atención, ya no preocupados tanto en lo mecánico y técnico, sino que en la calidad de atención que se brinda. Esta actitud positiva frente al trabajo técnico podológico, hace que cada día, la preparación de nuestros egresados tenga un valor agregado relacionado con el compromiso, y que la aprobación de asignaturas ya no es el objetivo final, sino que las calidades de conocimientos adquiridos sean incorporadas de manera significativa, haciendo entonces, un trabajo consciente. Asumen que los contenidos entregados en sala, son necesarios para aplicarlos en el terreno, pues ellos son los encargados de diagnosticar, derivar, educar, y al entregarles esa responsabilidad, la actitud a veces pasiva que se obtiene en una sala de clases, debe ser modificada a una conducta activa-participativa, y es en estas instancias, cuando el estudiante adquiere un aprendizaje experiencial.

 ¿Cómo recibe el público beneficiario las atenciones, que realiza la carrera de podología clínica?

La recepción es maravillosa, los técnicos en podología clínica, son sumamente solicitados en ferias masivas de salud, como apoyo a programa cardiovascular de los centros de atención primaria en salud, ferias del adulto mayor, centros deportivos, y en donde exista la necesidad nuestras atenciones. Existe una confianza que ha sido un trabajo  que de mi experiencia, puedo decir, que en aproximadamente 8 años, se ha desarrollado la masificación gradual del trabajo de especialidad que realiza el técnico en podología clínica, en la cual, los usuarios se acercan de manera frecuente y durante todo el año, a consultar por horas para poder atenderse en nuestra clínica institucional, la asistencia a operativos es altísima, a punto de tener que coordinar nueva visita, debido a la alta concurrencia y convocatoria.

Es muy importante que los profesionales que atiendan, obtengan la confianza de los usuarios, y eso solo es posible cuando puedes resolver las inquietudes y dolencias por las cuales asisten, entregarles un trato afectuoso, eso hace que los usuarios agradezcan el servicio entregado y lo recomienden.

¿Cuál es la proyección que le ves a carrera en el futuro cercano?

La acreditación de carrera obtenida por 6 años, es el respaldo a lo que es una tendencia en cuanto a las necesidades de especialistas técnicos en nuestro país, y la carrera de técnico en podología clínica es una de ellas sin duda.

Las enfermedades frecuentes que lamentablemente afectan a nuestra población, radica principalmente en alteraciones metabólicas crónicas, como por ejemplo Diabetes Mellitus, alteraciones cardiovasculares, como Hipertensión arterial, de circulación periférica que guardan directa relación con le extremidad inferior. La obesidad, sedentarismo, mal calzado, horas de trabajo, por mencionar algunas, conducen a la necesidad real y de consulta frecuente a técnico en podología clínica. La gran ventaja que tiene esta carrera técnica, es que tiene la facultad de poder instalar una consulta podológica particular, a diferencia de otras carreras técnicas que dependen ciento por ciento de un profesional que supervise su trabajo diariamente, lo que no sucede en otras áreas. De esta manera la proyección laboral es amplia, debido a que pueden generar atenciones según habilidades y competencias personales, áreas como infecciones ungueales por traumatismos, calzado laboral, especialidad en atención infantil, deportiva, adulto mayor, pacientes diabéticos por mencionar algunos. Es una carrera de alta proyección laboral, que permite un crecimiento técnico y formación académica posterior, que no excluye edades, pues el trabajo independiente, ofrece oportunidades adicionales a los que solo dependen de un contrato de trabajo. Permite complementar ingresos. El área de salud, es una de las áreas en las que los profesionales técnicos siempre serán necesarios, y para podología clínica la necesidad de contar con especialista en lesiones pedicas es evidentemente requerida, pues así lo estipulan las políticas de prevención y promoción en salud y en materia específica, los técnicos en podología son los que tienen la palabra.