Estudiantes de Santo Tomás Los Ángeles participan en lanzamiento de Programa de Inversión Privada en Start-Ups

Los Start-Ups son emprendimientos o empresas que están en una etapa temprana, que son escalables, crecen exponencialmente y que, generalmente, están ligadas a la tecnología.

 

En el Aula Magna de Santo Tomás Los Ángeles se realizó el lanzamiento del Programa de Inversión Privada en Start-Ups, iniciativa que busca formar a potenciales inversionistas para que se atrevan a financiar emprendimientos de negocios y, a la vez, enseñarle a los emprendedores a cómo prepararse para recibir capital.

Fue en este contexto que alumnos de Ingeniería en Administración e Ingeniería Comercial de la sede, participaron de la jornada y rescataron sus impresiones respecto a las Start-Ups, modalidad de negocios que se ha transformado en una nueva forma de emprender.

El abogado y director del Programa Biobío Ventur Capital, Felipe Burgos, relató que los Start-Ups son aquellos emprendimientos o empresas que están en una etapa temprana, que son escalables (alto crecimiento potencial), crecen exponencialmente y que, generalmente, están ligadas a la tecnología.

Al respecto, agregó que “tienen una gran idea, tecnología, pero están buscando aún cómo poder escalar rápidamente. Es una empresa basada, principalmente, en tecnología y este programa apunta a poder ofrecer alternativas de financiamiento a personas que tengan este tipo de negocios y que el inversionista esté interesado en financiarlos”

Los Start-Ups resultan ser relevantes porque “los emprendimientos necesitan capital para crecer y CORFO tiene un poder limitado de financiamiento; por lo tanto, es labor de los inversionistas, del privado, aportar en aquellas ideas que tienen una mayor calidad, mayor opción de mercado”, relató Burgos.

Por lo mismo, la idea del programa Biobío Ventur Capital es capacitar tanto a inversionistas como emprendedores ya sea en sesiones cerradas y públicas. De esta forma, el primer evento de alta convocatoria será el jueves 14 de noviembre en el Hotel Four Points de Los Ángeles, el cual se dividirá en dos partes. Durante la mañana, será abierto a todo público y, en la tarde, se realizarán talleres cerrados.

Loreto Godoy cursa 4° año de la carrera de Ingeniería Comercial en Santo Tomás Los Ángeles y fue una de las alumnas que participó en el lanzamiento de este programa. Al respecto, sostuvo que “me pareció súper enriquecedor desde el punto de vista de las experiencias; sobre todo, porque a veces uno piensa que emprender es complicado y, en esta oportunidad, pudimos ver que existen distintas formas de hacerlo y que uno puede requerir un pequeño monto de inversión al inicio. También está la posibilidad de invertir en diferentes portafolios, en diferentes proyectos a futuro y generar un poco de rentabilidad”.

De igual forma, relató que el hecho de que se realicen este tipo de instancias en Santo Tomás Los Ángeles es muy bueno para los estudiantes, ya que les permite abrir sus mentes en torno a lo que está ocurriendo en la actualidad respecto a las Start-Ups.

La directora interina de la carrera de Ingeniería Comercial de Santo Tomás Los Ángeles, Paola Salas, expresó que para los profesionales que forman parte de ella es muy importante abrirle los sentidos a sus estudiantes, en todas las tendencias que existen en el mundo de los negocios.

“En este caso, son emprendimientos, son Start-Ups que a nivel mundial son tendencias pero que, a veces, a nivel local, no son tan conocidos o su estructura o funcionamiento no se da tanto a conocer”, relató Salas.

A ello, agregó que la región del Biobío tiene un bajo nivel de postulaciones a fondos y de inversionistas. “Entonces, todas esas  opciones y acciones tienen que estar abiertas para nuestros alumnos porque el emprendimiento es una alternativa de empleo; es súper relevante para ellos, sobre todo hoy que hay cada vez más profesionales en el mundo laboral. Desde este punto de vista, el auto empleo, el lograr su propio emprendimiento, es una alternativa súper latente para ellos”, sostuvo la directora interina de la carrera de Ingeniería Comercial de Santo Tomás Los Ángeles.

Pedro Varas es dueño de Founderlist, plataforma de inversión en Start-Ups latinoamericana de alto crecimiento y expuso sobre la importancia de este tipo de iniciativas en el mercado económico.

Durante su presentación en el aula magna de Santo Tomás Los Ángeles explicó que una Start-Up es una organización temporal que, actualmente, está en búsqueda de un modelo de negocios repetible y escalable y que tiene un alto potencial de crecimiento pero que, al mismo tiempo, cuenta con un altísimo potencial de riesgo.

Asimismo, relató que “mi modelo permite ofrecer oportunidades de negocios en Start-Ups examinadas y analizadas, tal como lo hace un fondo de Ventur Capital, pero donde los inversionistas pueden seleccionar e invertir una a una, tal como lo hace un inversionista. Esto, a través de una plataforma web donde los inversionistas pueden tener un perfil, al igual que los Start-Ups y ver todas las inversiones que ocurren en línea”.

Expresó además que, programas como el Biobío Ventur Capital ayudan a propiciar dos cosas. Por un lado, sostuvo, motivan a que surjan nuevas compañías “porque estás involucrado en ecosistema donde hay más emprendedores y ese apoyo, finalmente, importa”.

Adicionalmente, agregó que es posible ver a otros emprendedores que están un poco más avanzados, “lo que también es motivante, y traspasar su experiencia tanto de éxito como de fracaso y los aprendizajes que tuvieron para que otras personas no comentan los mismos errores”, expresó el expositor.

En relación al tema de inversión, sostuvo que -en la medida en que en regiones y en cualquier ciudad de Chile- se empiecen a juntar tanto inversionistas como emprendedores, van a surgir ciertos proyectos que resultan interesante  para estos inversionistas porque aportan valor directamente a su negocio, porque creen que puede ser una oportunidad de altísimo crecimiento, o por razones más personales.

En los últimos dos años, Founderlist ha realizado inversiones por más de 4.3 millones de dólares; cuenta, además, con más de mil inversionistas de 22 países, más de 8 mil Srtar-Up de 33 países.

Uno de los consejos que entregó Vega a quienes cuentan con una Start-Up es que no piensen tanto las ideas de negocios ya que no valen tanto en relación a la ejecución. Al respecto, explicó que “la ejecución de un modelo de negocios es mucho más importante y el problema que están tratando resolver tiene que ser la piedra angular para partir un emprendimiento. Puede haber una idea muy buena pero si no se ejecuta de la mejor forma, no va a resultar”.