Clínica Veterinaria de la UST Talca hace llamado a la conciencia para evitar maltrato y muerte de especies protegidas

Ello luego de tener que eutanasiar a Zorro Chilla rescatado por el SAG, que fue herido por múltiples perdigones que lo dejaron ciego, con fracturas y lesiones incompatibles con la vida.

Un llamado a la responsabilidad realizó la Clínica Veterinaria Docente de la Universidad Santo Tomás Talca a través de su director Rafael Gálvez, luego que debieran sacrificar a un Zorro Chilla rescatado por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) que habría sido atacado presumiblemente por cazadores en la pre cordillera de la comuna de Río Claro.

Gracias a una alianza estratégica entre el SAG y la UST Talca, el ejemplar de Lycalopex griseus fue derivado hasta la clínica veterinaria donde se le examinó en profundidad y fue sometido a diversos estudios radiológicos con el fin de determinar sus lesiones.

“Un equipo de tres médicos veterinarios del SAG trajo a este animalito y le hicimos consulta médica, determinamos que ambos ojos estaban alterados, había múltiples lesiones, en el examen a la palpación había huesos fracturados. Sacamos radiografías y comprobamos lo peor, tenía múltiples disparos. Los perdigones estaban en todo su cuerpo, algunos en la cavidad craneana, dos que habían hecho una fractura de fémur, radio y tibia y finalmente por la condición de mal estado en que estaba, estaba ciego también porque tenía perdigones en los ojos, decidimos en conjunto con el SAG hacerlo descansar en beneficio de una eutanasia sin dolor”, explicó el Médico Veterinario Rafael Gálvez.

Sobre la responsabilidad en el estado del animal, Gálvez agregó que las lesiones indican que los disparos fueron hechos a muy corta distancia, por lo tanto, serían intencionales para atacar al zorro y por lo tanto el SAG cree que los autores serían cazadores que habitualmente atacan a cualquier tipo de animal que se cruce en su camino sin respetar la ley ni las especies protegidas como es el caso del zorro chilla.

A juicio del profesional es de vital importancia que la comunidad no solo sepa que este tipo de cosas están pasando, sino que es más frecuente de lo que se piensa. Habitualmente se dañan aves y otros animales sin justificación y sin considerar que muchos de ellos son controladores naturales de plagas.

“Toda esta fauna silvestre que está inmersa en nuestra región es un aliado para nosotros porque comen todas las plagas como roedores o culebras. Son un control biológico muy eficaz y la gente los anda cazando igual. Si bien hay lugares y especies permitidas de cazar en la región, el Zorro Chilla no es una de ellas y está protegido por ley. La gente debe cuidar estos animales silvestres”, puntualizó.

Respecto a las principales especies atacadas por cazadores irresponsables, el director de la Clínica Veterinaria de la UST Talca dijo que son principalmente los zorros y las aves que incluyen todo tipo de lechuzas.

“Nosotros acá ya hemos atendido en otras ocasiones animales heridos de esta naturaleza, debimos amputarle un ala una lechuza, a un Concon. Eso es lo más frustrante para nosotros como profesionales al saber que es fauna tan escasa y tan necesaria y la gente los toma y los daña. Hacemos un llamado importante a la comunidad a la conciencia, que entiendan que son animales que no hacen daño y que además nos ayudan a controlar plagas. Matar una lechuza o un zorro no tiene sentido ni justificación”, concluyó.

Educando y Fiscalizando

Igual de comprometidos con el objetivo de crear conciencia en la comunidad y principalmente en las futuras generaciones, los profesionales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la Región del Maule dividen su tiempo en el rescate de especies maltratadas, la fiscalización de los cazadores y las campañas de educación para niños y adolescentes en edad escolar.

Al respecto el Médico Veterinario de la Unidad de Recursos Naturales del SAG, Rodrigo Villalobos, señaló que encontrar animales con el grado de lesiones del zorro chilla atendido por la UST Talca, es más común de lo que se quisiera.

“Lamentablemente es bastante común. Siempre nos están llegando animales o perseguidos por perros o con disparos de parte de cazadores. Y no solo zorros, sino también pudúes, lechuzas y otras rapaces nocturnas que son muy benéficas porque cazan roedores. Entonces estamos en una problemática más o menos complicada y hacemos todos los esfuerzos para salvarlos y fiscalizar a esa gente que los ataca”, indicó.

Sobre el último punto, Villalobos explicó que como servicio les corresponde fiscalizar el cumplimiento de la Ley de Caza e incluso cursar infracciones o hacer retiro de armas y otros elementos de caza cuando la situación lo amerita. También cuentan con inspectores Ad Honorem facultados para vigilar que no se cacen ni maltraten especies protegidas y el apoyo de carabineros.

“Quienes no cumplan la ley y sean sorprendidos cazando especies protegidas se exponen a sanciones como presidio menor en su grado mínimo y medio y a multas entre 5 y 250 UTM (algo como de 240 mil a más de 12 millones de pesos), también estamos facultados para decomisar las armas (generalmente escopetas) y los medios de cacería (guaches y otros)”.

En el caso del zorro chilla, Rodrigo Villalobos dijo que después de su muerte debido a sus lesiones, durante los fines de semana se trasladaron hasta Río Claro para fiscalizar lo que allí ocurría, consiguiendo decomisar 89 guaches que de otra forma habrían terminado dañando a la fauna silvestre del lugar.

“El llamado que hacemos a la comunidad es a cuidar la fauna silvestre protegida que además está protegida por la ley. Por otra parte, estamos implementando un fuerte componente educacional, como en la comuna de Curepto donde hay muchos pudúes, por ejemplo, dictamos charlas a los niños de primero a octavo básico en todos los colegios y a ello se suma la fiscalización de los cazadores”.

Finalmente, el Médico Veterinario del SAG recordó que quienes pretendan salir de cacería deben conocer la ley, deben contar con la respectiva autorización (carnet de caza), deben tener autorización del predio donde van a cazar y jamás pueden atacar a especies protegidas.

“No se puede cazar en caminos públicos, cerca de viviendas y existen muchas otras restricciones. Por eso apelamos a la conciencia de las personas para cumplir la ley y cuidar la fauna silvestre”.

zorro chilla talca

Zorro Chilla rescatado por el SAG y derivado a la Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Médicos Veterinarios de la Clínica Veterinaria UST Talca y del SAG examinan las lesiones del zorro rescatado.

Médicos Veterinarios de la Clínica Veterinaria UST Talca y del SAG examinan las lesiones del zorro rescatado.

Médicos Veterinarios de la Clínica Veterinaria UST Talca y del SAG examinan las lesiones del zorro rescatado.

Médicos Veterinarios de la Clínica Veterinaria UST Talca y del SAG examinan las lesiones del zorro rescatado.

Zorro Chilla es sometido a exámenes radiológicos para determinar sus lesiones.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Radiografías muestran gran cantidad de perdigones en distintas partes de su cuerpo.

Radiografías muestran gran cantidad de perdigones en distintas partes de su cuerpo.

Perdigones en sus ojos mantenían al zorro ciego.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Radiografías muestran gran cantidad de perdigones en distintas partes de su cuerpo.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

zorro

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.

Radiografías muestran gran cantidad de perdigones en distintas partes de su cuerpo.

Zorro Chilla es atendido en Clínica Veterinaria Docente de la UST Talca.