Premian a estudiantes ovallinas en concurso de microcuentos sobre inclusión

La iniciativa literaria buscaba promover el respeto y la inclusión a través de relatos breves que se inspirarán en la vida de  la escritora, oradora y activista sordociega Helen Keller.

Cerca de 20 estudiantes ovallinos participaron del concurso cuentos breves  “Memorias de respeto e inclusión” organizado por el IP-CFT Santo Tomás, instancia en la que resultaron ganadoras dos estudiantes de la carrera Técnico en Educación Especial: Cesia Mundaca y Diana General, con el primero y segundo lugar respectivamente.

La iniciativa organizada por la Dirección de Formación e Identidad, de la casa de estudios, tenía el propósito de transmitir en la comunidad educativa un trato adecuado y respetuoso a cada persona, acogiendo positivamente sus diferencias individuales, y para ello se inspiraron en la vida de la escritora, oradora y activista política sordociega Helen Keller, quien trabajó arduamente por el respeto y la inclusión de las personas con capacidades diferentes.

De este modo, los alumnos que participaron de la competencia literaria, se interiorizaron en su vida para luego crear un microcuento que reflejara los valores impulsados por esta gran mujer que fue escogida como el Personaje Sello 2020 el establecimiento de educación superior.

Conocimiento e inclusión

Ambas ganadoras del concurso se mostraron sorprendidas con el resultado de la competencia, puesto que comentaron que los escribieron sin pensar en obtener un premio. Así lo manifestó Diana General, quien dijo que “este premio fue muy sorpresivo, emocionante, porque en realidad este cuento lo escribí para participar, pero fue sorprendente cuando me llegó el resultado del segundo lugar”.

Para Cesia Mundaca fue “muy interesante la propuesta de crear microcuentos, a través del Tema Sello, que este año fue la inclusión y el respeto, porque es muy importante valorar a los niños que tienen diferentes condiciones”.

Al mismo tiempo, las futuras profesionales destacaron la importancia de que la comunidad conozca y se instruya sobre la diversidad, para que así se pueda valorar y respetar a todas las personas.

En este sentido, Cesia Mundaca señaló que le gustaría “que se hablará más sobre estos temas, que se implementarán charlas, o que el profesor mismo  explicara en las clases de qué se tratan las diferentes condiciones que existen. Es muy importante valorar a los niños que tienen diferentes condiciones, ya que ellos pueden implementar diferentes cosas en nuestra vida y ayudarnos a ser mejores personas”.

Habilidades comunicativas

Además de promover los valores institucionales, el concurso de microcuentos cumplió con el objetivo de fomentar el desarrollo de las habilidades comunicativas de los estudiantes.

Desde la organización del concurso sostuvieron que “a través del desarrollo de las habilidades comunicativas también se crece en lo personal y juegan un rol fundamental en el quehacer educativo, en tanto que pueden generar relatos motivadores”.

Al mismo tiempo, comentaron que durante el año 2020 se impulsó a los estudiantes a “descubrir en el Respeto y la Inclusión no sólo valores orientadores en el estudio y logro de conquistas intelectuales, sino también para la toma de decisiones moralmente buenas, es decir, acordes a lo que nos perfecciona como personas”.

Por su parte, Diana General comentó al respecto que muchas veces “escribiendo se dice más que verbalmente, porque a veces uno no se atreve a expresar lo que quiere decir. Hay muchas cosas más que, quizás, así las pueda decir, y dejarme llevar por la escritura”.

Premiación

Las ganadoras del concurso recibieron un diploma de reconocimiento y una gif card como premio de manos de José Luis Díaz, Director de Formación e Identidad y Priscilla Araya, Directora de Asuntos Estudiantiles, DAE. Además, por ser la ganadora del concurso en la sede ovallina, Cesia Mundaca participó en el concurso nacional donde compitió con alumnos de Arica a Punta Arenas y obtuvo un destacado segundo lugar.

En este mismo formato para docentes, fue seleccionado el trabajo de Aidizzon Soto Catalán, docente de la carrera Técnico en Educación Especial, con el título “La Voz”.