Webinar aborda la importancia del razonamiento clínico y la práctica basada en la evidencia en la Terapia Ocupacional

La escuela de Terapia Ocupacional de la Facultad de Salud de la UST  organizó el webinar “Práctica basada en la evidencia y razonamiento clínico en Terapia Ocupacional”, dirigido especialmente a los profesionales del área y que contó con alrededor de 160 asistentes.

Jennifer García y Viviana Huerta fueron las expositoras de la instancia, ambas terapeutas ocupacionales y licenciadas en ciencias de la ocupación humana, quienes presentaron los principales hallazgos de una investigación que realizan en la Universidad de Queensland en Australia y que esperan poder desarrollar en la UST. Investigación que, por lo demás,  es el proyecto de doctorado en ciencias de rehabilitación de Jennifer.

¿Dónde nace el proyecto?

Entre 2016-2017, Jennifer cursó un máster de investigación en terapia ocupacional, a raíz del cual comenzó una investigación cualitativa, mediante entrevistas a 10 terapeutas ocupacionales del país que se desempeñan en centros pediátricos, para evidenciar de qué manera se podría desarrollar la práctica basada en evidencia en el país.

Los hallazgos de la investigación, comparados con el modelo basado en evidencia, revelaron un escenario crítico en que los profesionales usaban el mismo modelo de prestación de servicio a todos los pacientes por igual. Por otro lado, manifestaron una clara falta de acceso a evidencia científica, a modelos y teorías contemporáneas, además de evidenciar el uso de las redes sociales como motor de conocimiento.

Entonces, ante estos resultados, ¿qué es lo que convierte a un terapeuta ocupacional?

“La manera en que razonamos profesionalmente o clínicamente es lo que nos distingue del resto de las profesiones. No debemos repetir la misma técnica con todos los pacientes, debemos ser razonadores críticos. Ser capaz de sentarme frente a un paciente, razonar clínicamente, articular el conocimiento y tomar decisiones clínicas que deben ser coherentes con las necesidades del paciente”, afirmó Jennifer.

Pero, ¿qué es el razonamiento clínico – profesional? Por un lado, la práctica basa en la evidencia es un marco que permite ordenar y organizar el pensamiento. Y el razonamiento crítico responde a un proceso de pensamiento y de toma de decisiones que ocurre en relación con la práctica clínica.

Para Viviana, quien además es docente de la carrera en la escuela de Viña del Mar UST, uno de los grandes desafíos de formar docentes en esta profesión es “justamente desarrollar sus habilidades de razonamiento clínico, de pensamiento crítico y el uso de modelos de práctica en terapia ocupacional para guiar su desempeño, es una parte crucial”.

Por otro lado, Viviana enfatizó que fue este proyecto el que visibilizó la necesidad de acercar la práctica basada en la evidencia y las habilidades de razonamiento clínico a la formación de pre-grado. “Por eso hoy estamos dando inicio a este proyecto o plan piloto en la universidad, en la sede de Viña del Mar, con la participación de estudiantes de 5to año en su proceso de internado profesional e involucramos a sus tutores de práctica. Lo que queremos es evidenciar cómo este modelo de investigación basado en la evidencia, les provee una guía que les permita organizar el pensamiento, articular la información y que los asista en la toma de decisiones clínicas en los distintos contextos de prácticas”.

“Es importante, también, comprender que el desarrollo de un razonamiento clínico profesional es una habilidad compleja y es ahí en donde el marco de la práctica basada en la evidencia nos provee un soporte o una estructura para poder guiar este razonamiento clínico”, enfatizó Viviana.