El director de Kinesiología de la Universidad Santo Tomás, Jorge Campillay, explicó la importancia de tratar esta enfermedad neurodegenerativa, en el marco de la colecta anual que realizará la Liga Contra el Mal de Parkinson en Antofagasta.

Sólo un 37,5% de las personas que padecen Mal de Parkinson en Chile reciben tratamiento, un dato preocupante si consideramos que esta enfermedad puede llegar a producir demencia o Alzheimer al no ser tratada.

El director de Kinesiología de la Universidad Santo Tomás, Jorge Campillay, explicó que el Mal de Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa crónica del sistema nervioso, donde en los núcleos de la base del cerebro se deja de producir dopamina, que es la sustancia responsable de controlar la detención del movimiento.

Si bien los síntomas más frecuentes de la enfermedad son temblor en manos, piernas y cara, rigidez de las extremidades, lentitud al realizar movimientos y problemas de equilibrio, Campillay es claro al comentar que el Mal de Parkinson no se puede diagnosticar hasta no ser confirmado por un neurólogo, ya que los indicios de la enfermedad –escribir más chico, perder el olfato, hablar más bajo o estar deprimido- no están necesariamente ligados a ella.

“La recomendación general es que un médico vea estás sospechas y derive a un especialista para que con un examen de neuroimagen confirmen si es o no parkinson”, enfatizó.

Lo más complejo –aclaró el profesional- es que el Mal de Parkinson no tiene edad de inicio, aunque está ligada principalmente a personas mayores de 60 años y es idiopática, es decir, no tiene causa conocida.

“La mayoría de los autores está de acuerdo con que puede producirse, por ejemplo, por exceso de uso de drogas o traumatismos severos, pero la verdad es que no hay una causa única conocida que sea capaz de provocarlo. El mayor problema es que así como no se sabe por qué se produce, tampoco existen formas de prevenirlo”, agregó.

Tratamiento paleativo

El kinesiólogo dijo que el tratamiento siempre será de tipo paleativo y para mejorar la calidad de vida del paciente, por lo que es fundamental que quienes padezcan Mal de Parkinson se traten con los especialistas correspondientes (neurólogo y kinesiólogo). Sin embargo, y según cifras del Minsal, en el país 40 mil personas tienen la enfermedad, pero sólo 15 mil están en tratamiento.

“Recibir tratamiento es clave para que el paciente sea capaz de mantener acciones básicas como vestirse e ir al baño, además está demostrado que el no hacer nada lleva al postramiento de la persona y todo lo que ello implica. En etapas avanzadas se alteran los núcleos de la base del cerebro (hay deterioro cognitivo) y pacientes pueden terminar con demencia o Alzheimer”, aseguró Campillay.

Según añadió, en el país falta educación en torno a las enfermedades del sistema nervioso. “No hay que olvidar que un diagnóstico y tratamiento temprano, alarga el período de vida libre de molestias”.

Mal de Parkinson en el Auge

El Mal de Parkinson es una patología Auge que tiene tratamiento gratuito, por lo que Campillay llamó a tratar esta enfermedad, mejorando la calidad de vida de quienes la padecen y ayudándolos a combatir esa sensación de rechazo e invalidez.

También aconsejó tratar con estímulos rítmicos y visuales a quienes tiene Mal de Parkinson. “Nuestros alumnos han realizado tesis, donde han comprobado que por medio de estímulos como tocar batería o marcando los lugares de desplazamiento del paciente se facilita su movimiento y desplazamiento”.

“A este trabajo se suma el que realiza Liga Chilena Contra el Mal de Parkinson, quienes buscan estrategias que sirvan para obtener mejores resultados en el tratamiento de esta enfermedad”, destacó.

Es así que para continuar el desarrollo de su trabajo, mañana (viernes) la Liga Regional Contra el Mal de Parkinson realizará su colecta anual en Antofagasta, donde todos están invitados a participar y colaborar.