El estudiante de primer año de Construcción Civil, Bryan Oporto, tuvo una lucida participación en la habilidad Fontanería y Calefacción, adjudicándose el tercer lugar. Asimismo, la sede Concepción de Santo Tomás fue escenario de la competencia de Cocina, una de las pruebas más atractivas en disputa.

 

Más de 200 jóvenes de todo el país participaron en las 50 habilidades en competencia de las Olimpiadas Nacionales de Habilidades Técnicas, organizadas por Fundación Worldskills Chile. En su versión 2018, el IP-CFT Santo Tomás se mantuvo como un actor relevante en cuanto a la competencia  y a su organización.

Mientras que Bryan Oporto, estudiante de primer año de Construcción Civil de la sede Concepción, se alzó con la medalla de cobre en la competencia de Fontanería y Calefacción, la misma sede fue el escenario donde se desarrolló la prueba de Cocina, una de las más atractivas en disputa.

Lo conseguido por Bryan es más que meritorio, pues no solo tuvo que competir en otra ciudad (San Felipe) contra los mejores exponentes nacionales de la habilidad, sino que también tuvo que sacar a relucir toda su destreza para conseguir un lugar en el podio, incluyendo un arduo trabajo de más de cuatro días que incluyó sofisticadas técnicas como soldadura blanda, soldadura fuerte en plata, curvas horizontales y verticales (tanto en cañerías en cobre como en cañerías en polipropileno PPR), además de instalaciones especiales y artefactos sanitarios.

“El trabajo bajo presión fue uno de los desafíos más duros. Tenía que cortar los fierros a la medida sin errores, porque recibíamos las tiras de cobre exactas para realizar el trabajo y si me faltaba algún pedazo era fatal para el puntaje. Fue un gran desafío para mí, pero las ganas y pasión que le tengo a mi carrera pudieron derribar el miedo y permitirme dar lo mejor”, comentó Bryan tras su logro.

Es importante consignar que este es el tercer año consecutivo que IP-CFT Santo Tomás consigue la medalla de cobre en la habilidad Fontanería y Calefacción. En 2016, durante la primera versión de las Olimpiadas de Worldskills, Anderson Reyes, alumno de segundo año de Construcción Civil, se apuntó con el tercer lugar, mientras que al año siguiente Richard Ibáñez, de la misma carrera, repitió la proeza.

Al respecto, el director del Área de Construcción de IP-CFT Santo Tomás de Concepción, Christian Zagal, admitió que “es muy meritorio conseguir por tercer año consecutivo el tercer lugar, pues se trata de una competencia con grandes exigencias y que responde a estándares internacionales. Por supuesto que estamos orgullosos por la hazaña, ya que refleja el entrenamiento, constancia y esfuerzo de todo un equipo”.

Cocina

En tanto, en la sede Concepción se desarrolló la competencia de Cocina, en la que se alabó el nivel organizacional de IP-CFT Santo Tomás para ofrecer a los equipos participantes todas las comodidades necesarias para que el desarrollo de la prueba fuera óptimo, de acuerdo a los estándares que exige Worldskills para sus olimpiadas.

Más de 10 estudiantes y representantes de establecimientos de Enseñanza Media Técnico Profesional, Centros de Formación Técnica, Institutos Profesionales y Universidades de todo el país, fueron los participantes en la competencia, sindicada como una de las más atractivas en disputa.

Jean Piere Hernández Jiménez, estudiante venezolano de primer año de la carrera de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena, fue el representante de Santo Tomás en la competencia. “Estoy aquí representando a la institución gracias al esfuerzo que hice durante las clases. Recibí una invitación para un evento en Santa Bárbara, Los Ángeles, y a partir de mi desempeño en ese concurso postulé y me seleccionaron. Esto significa mucho para mí y estoy agradecido de estar hoy aquí”, dijo.

Sobre la realización de la prueba, Felipe Yáñez Arellano, Director Nacional del Área de Turismo y Gastronomía del IP-CFT Santo Tomás, sostuvo que “lo que se desarrolló en Concepción es un paso más a la puesta en valor de las competencias y habilidades técnicas gastronómicas de los estudiantes”. No obstante, agregó que la institución no solo se ha preocupado por preparar a los jóvenes a nuevos desafíos sino también en impulsar el sector gastronómico de Chile, con el único propósito de poner en valor la identidad y el patrimonio gastronómico de las distintas regiones.