Los beneficiarios participaron de los talleres de capacitación del proyecto Geronto-Salud, iniciativa financiada por el Senama y ejecutada por el Cigap para contribuir a la calidad de vida de personas mayores con discapacidad severa.

Un grupo de 36 cuidadores informales de adultos mayores con discapacidad severa recibieron sus certificaciones tras finalizar con éxito los talleres del proyecto Geronto-Salud, iniciativa financiada por el Senama y ejecutada por el Centro de Investigación en Gerontología Aplicada (Cigap) de la Universidad Santo Tomás en Antofagasta.

Las capacitaciones que iniciaron en julio y finalizaron este mes estuvieron orientadas a contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas mayores dependientes y la de sus cuidadores.

“Hemos logrado que estas personas se capacitaran y obtuvieran su certificación logrando una muy buena cobertura, ya que de las 40 personas que iniciaron en el proyecto, 36 lo finalizaron y las deserciones que tuvimos fueron porque algunos de los adultos mayores fallecieron durante los cursos”, comentó director del Cigap, doctor Andrés Ledezma.

Cada cuidador recibió su certificado y un kit de materiales.

Cada cuidador recibió su certificado y un kit de materiales.

Asimismo, la coordinadora regional del Senama, Andrea Silva, destacó el benefició complementario del proyecto al contribuir al cuidado del adulto mayor con discapacidad severa, pero también a su cuidador.

“Este proyecto nos ayuda para que las personas mayores que presentan una enfermedad puedan terminar sus días en su propia casa, con su familia y tal como ellos quieren, por lo tanto nos enorgullece aportar a esta iniciativa que vela por su bienestar y también por quienes 24/7 cuidan a sus pacientes”, añadió.

Talleres Geronto-Salud

Para ello, la capacitación se dividió en diferentes talleres que trataron temas como la movilización y traslado de pacientes, el abordaje psicológico del paciente y cuidador, asistencia de enfermería y de nutrición, trabajo social y redes de apoyo para adultos mayores dependientes y la conformación de un círculo de autoayuda.

“Esto es algo buenísimo porque uno cuida a sus enfermos, pero no sabe cómo trabajar con ellos y aquí nos enseñaron de todo, así que fue muy gratificante participar en estos talleres”, explicó Isabel Guerra, una de las participantes de los cursos.

Una opinión similar tuvo su compañera Isabel Flores, quien valoró lo aprendido y llamó a replicar la iniciativa. “Yo atiendo a mi mamá y aquí nos han enseñado de todo para su cuidado, por lo que esto ha sido algo muy beneficioso y espero que puedan seguir realizándolo para que otras personas también puedan aprender a cuidar adecuadamente a su paciente”.

Durante la certificación los cuidadores también recibieron un kit de materiales con un tomador de presión, un medidor de azúcar en la sangre, termómetros y algunos elementos de ejercicios, entre otros.

Finalmente el director del Cigap, doctor Andrés Ledezma resaltó la intención de continuar con este proyecto el próximo en 2018. “Hemos vuelto a postular al fondo del Senama para ver si podemos darle continuidad a este proyecto. Sin embargo, por ahora este grupo continuará trabajando gracias a la conformación del Círculo de Autoayuda, donde nosotros nos comprometimos a colaborar”.