El área de Educación del CFT Santo Tomás Puente Alto llevó a cabo el seminario “Inclusión: una transformación social y cultural”, inspirado en el personaje sello 2020, Helen Keller.

El seminario contó con la participación de la Directora Nacional de Formación e Identidad, María Esther Gómez de Pedro, quien dio el vamos a la actividad con una breve descripción del Tema Sello “Respeto e Inclusión de la mano de Helen Keller”, rescatando algunas características de este personaje.

“Gracias al apoyo de sus padres y su maestra, Helen Keller pudo, no sólo superar su dificultad, sino abrirse camino en la vida. Es una instancia privilegiada que podamos hacer este seminario entorno a la figura de esta mujer tan relevante, que puede ser modelo para tantas de nosotras y nosotros”, destacó.

Tras la presentación de Gómez, la directora del área de educación de la sede, Wanda Carvajal, presentó a la Directora del Colegio Helen Keller, Lorena Siqués, quien compartió con las estudiantes algunos datos estadísticos de la discapacidad visual en Chile y, en especial, sobre su proceso educativo.

“Toda persona ciega necesitará, en algún momento de su vida, apoyo especializado. Desde el médico que diagnostica, pasando por un equipo multidisciplinario que lo acompañe en este camino, puesto que es diferente un niño que nace ciego, que no tiene experiencia visual ni registros en su cerebro, a una persona que logró ver gran parte de su vida y en la adultez pierde la visión”, explicó.

Lorena Siqués explicó a las estudiantes Tomasinas la labor del Colegio Helen Keller en la “entrega de aprendizaje regular y de áreas específicas, como el sistema de lecto-escritura, de orientación y movilidad, uso de bastón y habilidades para la vida diaria”, donde incluso cuentan con un programa para adultos.

Luego, fue el turno de la educadora diferencial Rommy Alfaro quien  revisó la terminología apropiada para referirse a personas con discapacidad visual, señalando que la forma correcta es “persona ciega, en situación de discapacidad visual o con baja visual”, evitando términos como “invidente, cieguito o corto de vista, puesto que son contradictorios respecto a la dignidad y derechos de la persona”.

De manera práctica, Alfaro mostró ejemplos de cómo ve la gente con visión normal, con degeneración muscular, con retinopatía diabética, glaucoma y cataratas, para luego orientar a la audiencia sobre los pasos para acercarse y asistir a unapersona ciega en la calle.

“Lo primero es saludar, aunque parezca lógico, luego preguntar si gustaría de ayuda; lo mejor es preguntarle a la persona. Si acepta, le podemos ofrecer el brazo y acompañarlo en lo que nos pida, teniendo presente dar orientaciones claras, evitando expresiones como “por allá” y reemplazándolas por algunas más específicas en relación al entorno, como “después de las escaleras; a su derecha, etcétera”.

Respeto e inclusión

Tras finalizar las exposiciones de las invitadas, el director de Formación e Identidad de la sede, Carlos Musa, repasó algunos aspectos de la vida de Helen Keller, que inspiraron la labor de tantos educadores y de Santo Tomás también al escogerla como personaje sello.

Además, Musa instó a los estudiantes a inspirarse y participar del concurso de cuentos breves, inspirados en el Tema Sello 2020: Respeto e Inclusión.

“La extensión del cuento será de un máximo de mil palabras, y un mínimo de 500, deben ser inéditos y se recibirán hasta el próximo 27 de noviembre, pero quienes requieran mayores detalle pueden contactarnos, a los directores de Formación e Identidad de las sedes, quienes con gusto los orientaremos”.